Filosofía
Dejar un comentario

5 lecciones imborrables de American Beauty que cambiaran tu forma de pensar (y de vivir)

reflexiones american beauty

“Me llamo Lester Burnham. Este es mi barrio. Esta es mi calle. Esta es mi vida. Tengo 42 años. En menos de un año habré muerto.

Claro que eso no lo sé aún. Y, en cierto modo, ya estoy muerto […]. No estoy muy seguro de lo que es, pero sé que no siempre me he sentido tan apático.

Pero, ¿saben una cosa? Nunca es tarde para recuperarse” – Lester Burnham, American Beauty.

Que valioso es el cine.

Nos brinda escenas que nos hacen reflexionar, que no podemos quitarnos de la cabeza durante varios días después de verlas.

Escenas de películas que cambian tu forma de pensar, de actuar e incluso, por qué no, de vivir.

En la película American Beauty (Sam Mendes, 1999) se nos muestra una serie de personajes que viven encadenados a la vida establecida por la sociedad actual.

Cada uno de ellos sufre por querer vivir como (supuestamente) debe hacerse, como propone el estilo de vida presente.

El mensaje (o mensajes) que nos ofrece esta película es claro: la sociedad nos dice cómo tenemos que actuar, qué decir, qué ropa es la más adecuada, cómo comportarnos con los demás… generando hipocresía, falsedad y engaño.

“Haz esto, no hagas esto, cásate, ten una familia, trabaja duro”, todo lo contrario será mal visto.

Desde que visualicé esta cinta, mi modo de ver la realidad es bien distinta.

Quitando con que sea buena película o no, hay numerosas lecciones que son interesantes de cara a plantearnos si lo que estamos haciendo es realmente lo que nos llena y puede conducirnos a la felicidad u objetivo que estemos persiguiendo.

Yo pude entender muchas cosas, muchas acciones ilusorias que sucedían a mi alrededor, y de las que no quería darme cuenta.

Por eso quiero que lo que me sirvió a mí, pueda servir a otros.

Me gusta compartir, ser agradecido con los demás.

Recogí una serie de aprendizajes que a día de hoy, siguen funcionando, y todo gracias a esta película que, seguro, no dejará indiferente a nadie.

Responde a esto: ¿estás seguro de que lo qué estás haciendo hoy te llevará al lugar en el que quieres estar mañana?

Lee atentamente cada lección recogida de esta película y posiblemente, puedas plantearte algo diferente sobre ti y tu estilo de vida actual.

Lección 1

Nos angustiamos por el qué dirán, por el cómo nos mirarán después de hacer esto o aquello.

Internamente, estamos oprimidos y doloridos con nosotros mismos.

No encontramos una salida, y al final, la vida es un malestar continuo.

  • Solución: deja de pensar en los demás, piensa en ti. Tu felicidad no depende de otros, solo de ti mismo. Todo lo que creas mediante acciones, lo creas tú, nadie más. ¿A qué leches esperas para mandar por ahí a los que cortan tu libertad?

Lección 2

La verdadera forma de vivir no se encuentra en convenciones sociales y preceptos establecidos por otros.

La vida es más que todo eso, más que leyes y formas de comportamiento. ¿Qué sentido tiene vivir bajo un manto de engaño?

La verdadera forma, la verdadera belleza se encuentra en eso mismo, en “vivir”.

  • Solución: te dicen lo que tienes que hacer, como tienes que vivir. De ese modo no estarás viviendo la vida que quieres, así que no tiene sentido ser infeliz por creerte todo lo que te están diciendo. Haz todas las cosas que tienes pendientes, ahora o más tarde, pero acaba haciéndolas. Vive bajo tus propias reglas, respetando siempre a los demás.

american-beauty001-730x365

Lección 3

Vivir consiste en eso, en hacer lo que sintamos, lo que queramos y nos satisfaga.

No hacer lo que otros consideran oportuno o bueno, más bien lo que tú consideres positivo a corto y/o a largo plazo.

Qué más da que te juzguen de un modo u otro, la verdadera esencia reside en haber sido lo suficiente valiente para haberlo hecho, porque es lo que realmente se deseaba hacer.

  • Solución: mezcla la primera lección con la segunda. Agita bien fuerte y bebe. ¿Notas eso? Es la llamada a la acción, la llamada al cambio…

Lección 4

No seas como todos, sé como tú.

Tú debes ser tu mejor imagen, tu mejor recuerdo.

Exprésate como sientas, vístete como te guste, trabaja en lo que te llene, viaja a tus sitios preferidos, ama u odia tantas veces como quieras… pero vive por dios, vive.

  • Solución: trata de evitar el comportamiento de los demás. No seas una mera copia de esta sociedad. Cada vez nos quieren más conformistas, que estemos agusto haciendo lo que otros hacen. La verdad es que cada persona es diferente, no hay nadie igual. ¿Por qué tenemos que hacer entonces todo igual?

Lección 5

Recuerda que vida solo hay una, y cómo la vivas depende de ti, de nadie más.

Al final, todos nos arrepentimos por ciertas acciones que hemos realizado, pero lo importante es no arrepentirse de la vida que se ha llevado.

La clave de la felicidad puede que resida ahí, en ese pequeño aspecto, en saber vivir y hacerlo de la mejor forma posible, sin limitaciones o ataduras impuestas por la sociedad.

  • Solución: vive, no hay más. Pero vive a tu manera, vive de tal forma que te arrepientas más por lo que has hecho, que por lo que no. Creo que esta es la mejor solución para todo, VIVIR.

Tu propósito

Todo se puede resumir en no seguir de manera ciega lo establecido.

Que dudes de todo aquello que se te ha impuesto, no que esté mejor o peor, o sea lo más adecuado o no. Simplemente reflexiona, plantéate la conducta que llevas.

Plantéate si todo lo que haces lo haces por ti o por los demás.

Piensa.

¿Estamos viviendo en una sociedad donde predomina la rutina?

Naces, creces, comienzas a estudiar, a tener amigos, te enamoras, buscas un trabajo, creas una familia…

¿No te suena todo eso? Quizá lo hayas vivido (o lo estés viviendo). ¿No te cuestionas por qué tienes que estar haciendo todo eso?

A veces me pregunto por qué estoy estudiando, por qué debo seguir estudiando más y más para encontrar un trabajo que me guste.

Por qué tengo que comprar después un piso y vivir con alguien más.

Por qué seguir reglas de políticos que ni siquiera miran por los que estamos ahí “abajo”…

Y la respuesta es clara: “cómo no vas a estudiar, tendrás que ganarte la vida de alguna forma y trabajar”.

Lo sé, sé que es difícil no seguir estas reglas para poder salir adelante.

Es muy difícil, pero no imposible.

La respuesta no la conozco todavía, y dudo que la vaya a conocer.

Pero sí que tengo claras algunas cosas que me ayudan a liberar mi mente y mi cuerpo de todo esto que llamamos sociedad y rutina.

¿Qué puedes hacer por cambiar todo esto?

Pasar a la acción, poner en práctica todo lo aprendido.

Que tu pensamiento fluya, que tus ideas se vuelvan más claras y poderosas.

Sé claro contigo mismo, dale una vuelta de tuerca a tu existencia.

Para finalizar, comparte el artículo con tus amigos, plantea cuestiones relacionadas en los comentarios o suscríbete al blog si te ha gustado lo que has leído.

¡No dejes qué está conversación se quede aquí!

Vive contigo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s