Bienestar, Estilo de vida
Comments 2

Secretos olvidados sobre la filosofía de vida de Bruce Lee que no conocías

como ser como bruce lee

Bruce Lee es considerado como el primer gran exponente de las artes marciales en Occidente.

Artista, filósofo, y revolucionario en ciertos temas, se decidió a expandir por todo el mundo las artes marciales para que las personas pudieran entender esta forma de vida que solo era visto como algo tradicional en oriente.

Sin embargo, Bruce Lee vivió una vida breve pues falleció a la temprana edad de 32 años.

Pero es increíble como sigue siendo recordando hoy en día, siendo un referente para muchos tanto en las artes marciales como en las diversas reflexiones que plasmó a lo largo de su existencia.

Más allá de su carrera como artista marcial, Bruce Lee tenía una filosofía de entrenamiento y de vida que me atraen en gran medida, y por ello hoy quiero compartirla con vosotros.

Sobre su entrenamiento

Para lograr una definición muscular tan bella, Lee no utilizaba los gimnasios convencionales como se usan actualmente.

De igual modo, no utilizaba los aparatos modernos y caros que encontramos en cualquier espacio comercial, y mucho menos hacía uso de programas de entrenamiento vende humos que enseñan las webs y revistas “especializadas”.

“Yo no represento un estilo, sino todos los estilos. Ustedes no saben lo que estoy a punto de hacer, pero ni yo lo sé. Mis movimientos son el resultado de sus movimientos y mi técnica, es el resultado de vuestra técnica” – Bruce Lee.

El actor realizaba ejercicios con el propio peso corporal (calistenia), uso de material que hacía o modificaba el mismo, ejercicios básicos como el press de banca o la sentadilla, correr de forma frecuente… además de mejorar su parte específica, en este caso las artes marciales.

Su objetivo era claro: ser más fuerte, más rápido, más flexible, más coordinado y más resistente.

Su forma de entrenar y de pensar chocaba a muchos, pero lo que era evidente es que tenía una concepción del físico y de la vida muy clara, muy revolucionaria y muy positiva.

Por ejemplo, por aquel entonces los carbohidratos por la noche no le asustaban, cuando se decía que estos engordaban si eran consumidos a estas horas (incluso a día de hoy hay nutricionistas que desaconsejan esto).

Otro dato que pretendía desmitificar era el principio por el cual haciendo más abdominales se reduciría el porcentaje de grasa corporal en esa zona.

Como ya sabemos, esto es imposible, ya que trabajar los abdominales ayuda a desarrollar y fortalecer dicha musculatura, simplemente.

Para reducir el porcentaje graso de nuestro cuerpo es importante fijarse en los hábitos nutricionales, el descanso y la intensidad de los entrenamientos.

Su filosofía. Los principios de Bruce Lee

Lee basaba su vida y entrenamiento en los siguientes principios:

  • La auto motivación: la motivación es muy importante para realizar ciertos actos en nuestro camino. Tenía diversos libros motivacionales que le servían para concentrarse en obtener una vida más positiva y pensamientos beneficiosos para sus hábitos cotidianos.
  • El conocimiento: creía en la búsqueda de conocimiento para lograr el auto conocimiento. Se fijó muchísimo en este aspecto, y es ideal para abrir la mente y no ser engañados. No debemos ser esclavos de lo que ya sabemos, sino ir más allá y seguir aprendiendo.
  • Tener una meta: el que no sabe a dónde va, nunca encontrará lo que está buscando. Bruce Lee se fijo la siguiente meta,

“Yo, Bruce Lee, seré la primer super-estrella oriental mejor pagada en los Estados Unidos. A cambio yo les daré las actuaciones mas emocionantes y haré la mejor calidad, en capacidad de actor.

Comenzando en 1970, iniciaré la ruta para ser famoso mundialmente y de allí en adelante, hasta el final de 1980, tendré en mi posesión la suma de diez millones de dólares. Seguiré el camino que me plazca y, alcanzaré la armonía interior y felicidad”.

  • Los ejercicios básicos: los más adecuados para el desarrollo muscular. Ejercicios como el peso muerto, las flexiones de brazos o el press militar (entre otros) son los más recomendables. La idea es trabajar de forma global, para mejorar y dominar el movimiento corporal, ya que el cuerpo es un todo que se debe trabajar como tal, y no por partes o secciones, como una máquina sin vida.
  • Apunta todo lo que haces: para seguir progresando y enfatizar un objetivo en el cual trabajar, Lee anotaba en un diario lo que realizaba. Es importante para no perderse, encontrar fallos y posibles correcciones.
  • La forma de alimentarse: rechazaba el consumo de alimentos procesados, harina y los azúcares simples, y no consumía alimentos que no fueran beneficiosos para su cuerpo. Hacía especial hincapié en la comida asiática (pollo con arroz, gambas con verdura…). Se basaba en el modo tradicional chino, con comidas llenas de varias fuentes de proteína, hidratos y grasas.
  • La recuperación y el descanso: tan importante es hacer un entrenamiento adecuado, como lo es un descanso correcto. No es necesario entrenar todos los días duramente, porque llegará el momento en el que no te sientas al 100% y ese entrenamiento fallará. Y a partir de ahí, fallará todo.
  • No te dejes influenciar para poder avanzar: hubo un momento en el que se lesionó seriamente el nervio ciático y el sacro. El médico le dijo que posiblemente no volviera a andar, ¿y sabéis qué sucedió? Además de caminar, volvió a las artes marciales y a seguir con sus duros entrenamientos físicos. Que no te digan que no puedes hacer algo, porque en el momento en el que estés de acuerdo, te limitarás y conseguirás dar la razón a los que menos la tienen.
  • La variedad es la clave: Lee entrenó varias formas de lucha, conociendo así todas las posibilidades que estas le podían ofrecer (boxeo inglés, judo, esgrima, kick boxing…). Para él no existía un estilo concreto de pelea, así que, ¿por qué hacerlo de igual manera con el entrenamiento físico? ¿Por qué encasillarse en un método o forma de entrenamiento en concreto? Recuerda que no existe la formula definitiva para esto.
  • El entrenamiento con pesas: antes (y ahora) los luchadores se negaban al entrenamiento con pesas porque decían que se volverían más lentos y pesados. Bruce no creía en esto, y trabajó diferentes métodos (grandes pesos y bajas repeticiones; pesos pequeños y altas repeticiones) que le permitieron aumentar la velocidad del ejercicio y construir músculos desarrollados, así como mejorar la potencia sin perder velocidad.

Jeet Kune Do

El Jeet Kune Do es un sistema de artes marciales basado en conceptos, y una filosofía de vida desarrollada por él mismo.

Insistió en que se trataba solo de un nombre, y se centra en la “no-forma” como forma y la “no-limitación” como limitación”. En palabras de Bruce, “la diferencia entre no tener forma y tener la “no-forma”, es que lo primero muestra incompetencia y lo segundo trasciende”.

mtm1mtq0mze1mzg3mtezndqy

Bruce fue más allá de las técnicas tradicionales, y pensaba que los estilos clásicos eran demasiado mecanizados y limitados, algo que no permitía el progreso y cerraba la posibilidad de avanzar.

Por ello creó este sistema, algo variado que no se enfocaba en un mismo estilo.

No optar por un estilo único permite una libertad de movimiento y pensamiento mucho mayor.

“Yo no enseño karate porque yo no creo en los estilos, no creo que exista un estilo chino de lucha o un estilo japonés de lucha o de cualquier otro país… tendrían que haber humanos con tres brazos o cuatro piernas para que existiera otro estilo distinto de lucha.

Si no hay otros seres humanos en la tierra con una estructura distinta a la nuestra, no existen otros estilos de lucha y porque digo eso, porque tenemos dos brazos y dos piernas, lo importante es como utilizarlos para sacarle el mayor provecho…

Con los brazos se puede seguir una línea recta, una línea curva, trazar círculos, puedes dar golpes lentos pero a veces no parecen tan lentos, con las piernas ocurre lo mismo, arriba y abajo… Y después de todo eso, te preguntas a ti mismo como puedes expresarte sinceramente en cada momento” – Bruce Lee.

El Jeet Kune Do es una idea y no un sistema. Evita la ignorancia y ayuda buscar por uno mismo, adaptando la forma de hacer las cosas a su propio ser, alternando todo y no limitando nada, lo que permite progreso y evolución, ofreciendo libertad superación personal. Según Lee, “el arte del Jeet Kune Do es simplemente simplificar…”.

Lo más efectivo, siempre, es investigar en nuestras propias experiencias para entender verdaderamente que es lo que mejor funciona.

Adapta una rutina de entrenamiento, no la copies.

Aprende sobre nutrición, pero cuestiónate ciertos fundamentos.

Este sistema implica eliminar lo negativo, lo que no funciona.

No existen mejores o peores ejercicios, ni tampoco mejores o peores formas de entrenar.

Ayúdate eliminando lo que no te sirva, deshazte de ello.

No te especialices en nada, pero tampoco intentes abarcar todo.

No busques el camino fácil, no hagas trampas ni hagas caso de métodos revolucionarios únicos que se centran en una misma técnica.

Busca lo simple, no realices cosas complejas o que están a la moda.

Encuentra el movimiento natural y huye de lo sistematizado.

Lo directo y sencillo suele funcionar, siendo innecesario entrar en dificultades que solo sirven para hacer algo más vistoso y espectacular.

“La musculatura que alcanzó Bruce Lee es el resultado de un entrenamiento con un fin funcional. El hecho de que también parezca impresionante resulta simplemente un beneficio secundario.

Para contrastar lo dicho, hay que decir que los músculos que se desarrollan únicamente con el fin de aparentar no suelen ser funcionales, ya que, además de entrenamiento, también requieren mantenimiento.

Así que, a menos que su objetivo en la vida sea levantar cargas pesadas -para series y repeticiones- y luego hacer posturas, creo que sería mejor que invierta el tiempo necesario en hacer y no entrenar para mostrar” – John Little.

Rutina de ejercicios mentales

Cada día realizaba una rutina de ejercicios mentales y físicos para liberar tanto su cuerpo como su espíritu, que eran la pirámide de su estilo de vida.

5808ccfdcda53_crop

Hace poco tiempo se recuperaron anotaciones que salieron a la luz en los medios de comunicación.

Anotaciones con pensamientos que motivan y desprenden una enorme positividad:

  • Fuerza de voluntad: “reconocer que la fuerza de voluntad es la corte suprema de todos los departamentos de la mente. Lo ejercitaré todos los días, cuando me urja una acción con propósito; y lo haré un hábito diseñado para convertir el poder de mi voluntad en acción al menos una vez al día”.
  • Emoción: “darme cuenta de mis emociones positivas y negativas y formarme el hábito diario de promover el desarrollo de las EMOCIONES POSITIVAS, y ayudarme a convertir las negativas en algún uso positivo”.
  • Razón: “reconocer que mis emociones positivas y negativas podrían ser peligrosas si no son controladas y guiadas por un fin deseado, voy a deponer todos mis deseos, mis objetivos y propósitos bajo las facultades de la razón, y seré guiado por ella al expresar todo esto”.
  • Imaginación: “reconocer la necesidad de decir mis planes y mis ideas para obtener mis deseos, desarrollaré mi imaginación apelando a ella para que me ayude en la formación de mis planes”.
  • Memoria: “reconocer el valor de una memoria alerta, voy a propiciar que la mía esté alerta preocupándome por imprimirle claramente todos los pensamientos y deseos a recordar, y asociando esos pensamientos con los objetivos relacionados, los cuales traeré a mi mente con frecuencia”.
  • Subconsciente: “reconocer el poder de mi subconsciente sobre mi voluntad, debo presentarle una imagen definitiva de un PROPÓSITO PRINCIPAL en la vida y de todos los propósitos menores que conducen al propósito mayor, y debo mantener esta imagen CONSTANTEMENTE ante mi subconsciente y REPETIRLA DIARIAMENTE”.
  • Conciencia: “reconocer que mis emociones erran a menudo por su entusiasmo excesivo, y mi facultad de la razón a menudo carece de los sentimientos necesarios para permitirme combinar la justicia con la piedad en mis juicios, le pediré a mi conciencia que me guíe en lo que es correcto e incorrecto, pero nunca echaré a un lado su veredicto, sin importar cuál sea el costo de asumirlo”.

¿Qué te parecen estas reflexiones? ¿Por qué no elegir una de ellas y comenzar a usarla ya? ¡Abre tu mente my friend!

2 Comments

  1. lulii says

    Que grande bruce lee relamente inspiraaa leer sus enseñanzas. Todo lo que uno se propone lo puede lograr. solamente hay que tomar partiido y no pretender nunk qe las cosas sean tan faciles ni tan dificiles. Todo lleva un debido tiempo y proceso. solo hay que confiar y tener mucha paciienciia. Graciias x tantoo !!!es mi Idolo .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s