Estilo de vida
Comments 2

Aprender a enfocarse para ser más productivo

como enfocarse

“El trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento” – Víctor Pauchet.

Mi vida se basa a veces en distracciones.

Creo que también le pasa a los demás, creo que vivimos en mundo lleno de ruido y distracciones que nos impide ser más productivos, ser más creativos y más felices.

El silencio a veces puede ser la mejor herramienta de combate, el mejor aliado para contrarrestar estas influencias externas que nos complican la existencia.

¿No es cierto qué cuando nos ponemos a estudiar o a realizar cierto trabajo, parte de ese tiempo se no va en distracciones ridículas o pensamientos que no vienen a cuento?

Es como si tu mente te dijera que no, que pasa de ti y de lo que estés haciendo en el momento.

A veces pienso que mi mente me toma el pelo cuando decide resistirse y no terminar.

La muy jodida prefiere centrarse en un chiste malo, en una anécdota graciosa o en la próxima película que iré a ver al cine.

Y sí, quizá sea un problema muy común, un problema que nos concierne a todos.

Vamos, no te pongas chulito, todos hemos tenido esos momentos donde nuestra atención pasa a un plano tridimensional que ni siquiera recordamos después.

Además, como ya he dicho al principio, mi vida también se basa en distracciones.

Pocas, pero las hay.

Me quedo embobado, sumido en múltiples pensamientos. De hecho, a veces pierdo hasta la noción del tiempo.

Aunque quiero revelarte algo: es cuando más creativo soy 🙂

Problemas de no ser productivo

  1. No terminamos lo que queremos.
  2. Perdemos lo más importante.
  3. No recordamos qué íbamos a hacer a continuación.
  4. Llegan problemas de tiempo.
  5. Nos estresamos.
  6. No entregamos las cosas en su debido momento.
  7. Llegamos tarde a los sitios.
  8. Sentimos que no estamos cumpliendo la meta u objetivo.
  9. Perdemos la motivación.

Mis ejercicios para concentrarme (aprendiendo a enfocarse)

1. Fuera tecnología

No pasa ni un minuto en el que no estemos rodeados de móviles, ordenadores, tabletas, etc.

¿Cuánto tiempo pasas en redes sociales? ¿Y hablando por Whatsapp?

Hace tiempo me di cuenta de que mi tiempo en redes sociales era más elevado de lo que creía.

Así que pensándolo profundamente, no había razón alguna para que le dedicara más tiempo del necesario a Instagram, Twitter o Facebook.

Lo que hice fue borrar Instagram, pues es una red social que además de ser una máscara social tan negativa en muchos casos, no era útil en mi vida.

Twitter solo lo utilizo para la página y leer noticias que me pueden servir.

Facebook igual, no suelo entrar demasiado en mi perfil personal.

Whatsapp lo he limitado bastante, suelo contestar cuando me apetece (siempre que no sea importante, para eso están las llamadas).

En definitiva, no suelo coger el móvil demasiado.

Soy de esos a los que la batería le puede llegar a durar 2 días perfectamente.

Y los datos no suelen ser un problema, no llego a terminarlos.

2. Mi amigo el silencio

Trabajar el silencio se ha vuelto algo normal en mi vida.

Es uno de los métodos que mejor me sirven para encontrar relajación, energía positiva en mi día a día.

Con eso puedo concentrarme mucho mejor, ser más productivo cuando lo necesito.

Tan importante es aprender a enfocarse para ser más productivo como lo es estar en silencio.

Para mejorar mi estado silencioso, no lo busco, no lo deseo.

Simplemente me siento receptivo y espero a que llegue.

A través de la paciencia surge todo: amor, creatividad, silencio…

Pero es importante que el lugar en el que estemos nos facilite ese trabajo, y no hay mejor lugar que el propio hogar.

De vez en cuando viene bien viajar para desconectar.

Descubrir sitios en los que puedas estar tranquilo y en paz, para que cuando vuelvas a la acción tu atención sea mucho mejor.

Otro consejo es realizar meditación o practicar yoga.

Y no hace falta estar largas horas meditando, en serio.

Dedicarle unos minutos al día son suficientes para encontrar calma y enfoque.

3cnp3dpnilu-jeremy-bishop

3. Planificar, planificar y volver a planificar

Está muy bien hacer cosas por impulsos, soy partidario de ello.

Pero soy una persona a la que le gusta tener casi todo bien sujeto, bien planificado.

Sin planificación no salen las cosas.

Podemos empezar muy bien, que como no tengamos una estrategia bien diseñada, se va todo al garete.

Y es que el trabajo o los estudios debemos tomarlo con pequeñas metas.

Es como el running, como una carrera de fondo donde no tenemos que llegar a toda prisa, más bien ir poco a poco, paso a paso para logar el objetivo final.

Cuando comienzo el día (o incluso la noche anterior) me gusta tomar notas de lo que voy a realizar.

Tomarse unos minutos en hacer esto es mucho mejor que conectarse a Facebook a cotillear 😉

¿Quieres ser más productivo? ¿Quieres mejorar tu atención?

Pues organiza tus ideas.

Sin trucos.

4. El descanso

Fundamental para todo.

Para estar más atentos, para tener más energía, para ser más productivos, para rendir mejor en cualquier ámbito de nuestra vida…

¡Qué feliz soy durmiendo, joder!

Es cierto que antes pasaba largas horas de la noche a estar con el móvil, a ver la televisión o cualquier otra actividad que interrumpiera mis querido sueño.

Ahora intento dormir cuando mi cuerpo me lo pida, sin forzarlo.

No se lo impido, no intento retenerlo lo máximo posible.

Si tengo sueño duermo y punto.

Para ello puedo leer algo previamente, escuchar música de forma relajada, meditar, o cualquier otra acción que no suponga demasiada activación en mí.

Además, por las noches es cuando más me gusta leer, disfruto muchísimo de un libro antes de dormir.

Realmente no sé cuantas horas debemos dormir para que el sueño sea más eficiente.

6, 7, 8 horas… Yo creo que cada uno debe conocerse bien y encaminar sus horas de sueño de la mejor forma posible.


Me gustaría conocer cómo haces tú para ser más productivo y qué consejos puedes facilitar a la hora de querer mejorar nuestro foco para ser más creativos.

¡Te espero en los comentarios camarada!

Life.

2 Comments

  1. Mi punto fuerte para la productividad es el punto tres de la lista, y mi debilidad desde luego que es el punto uno, lo que repercute en el cuarto.
    Ser productivo es complicado con tantas distracciones alrededor, pero con un poco de fuerza de voluntad y motivación todo se consigue.
    ¡Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s