Bienestar, Estilo de vida
Comments 8

Creencias limitantes: cómo descubrir tu talento

creencias limitantes

“Aléjate de la gente que trata de empequeñecer tus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso, pero la gente realmente grande, te hace sentir que tú también puedes ser grande” – Mark Twain.

-¿A qué voy a dedicarme el resto de mi vida? No tengo ningún talento que potenciar, no soy lo suficientemente bueno para hacer lo que otros hacen. Sencillamente no puedo.

Espera, espera, espera… volvamos a construir la frase:

¿A qué voy a dedicarme el resto de mi vida? No he encontrado ningún talento que potenciar, no he intentado ser lo suficientemente bueno para hacer lo que me gustaría. Sencillamente ni me he molestado.

Eso sería lo que realmente quieres decir, no te engañes.

No es que no puedas, es que no quieres, y lo sabes (como diría el querido Julio Iglesias).

Y es que estoy convencido de que eres increíblemente bueno en algo.

No estás en este mundo por estar y sé que cada uno de nosotros tiene una misión en la vida, no hace falta que sea laboralmente, pero la tenemos.

Sin embargo, tú sigues convencido de que no tienes ningún talento y es posible que lo que te pase es que en tu mente se haya establecido una creencia limitante, o lo que es lo mismo, autoengaño.

Está claro que no saber qué hacer con tu vida es una pregunta que nos hacemos todos en algún momento de nuestra vida.

Lo que sucede realmente es que vivimos en una sociedad conformista, donde tenemos de todo.

Tenemos tanto que ya no es necesario hacer uso de la creatividad, y no es hasta un momento de necesidad cuando esta aparece.

¿No crees qué eso debería cambiar?

Por favor, no seas tu quien muera a los 25, a los 35, a los 45, o a cualquier edad.

Sobre tus creencias limitantes

Es el modo que tienes de ver tu vida de manera limitada, es decir, con imposiciones creadas o inculcadas.

Vamos, un pensamiento que te impide cumplir tus objetivos.

Dime, cuando alguien quiere trabajar siendo policía nacional porque cree en su pasión y lucha por ella, ¿lo conseguirá?

O por el contrario, hay otra persona que piensa que es difícil porque hay muchas gente con las mismas ganas y piensa que no es tan bueno como ellos, ¿lo conseguirá?

La diferencia es que el primero se atreve y el segundo no tiene la intención, porque las excusas le pueden más que las ganas.

Los dogmas de la sociedad

Nos aferramos a lo que nos dicen desde pequeños en la educación, la cual está mal estructurada para los tiempos que corren.

Sí, es necesaria, pero pregúntate esto: ¿por qué asignaturas cómo música o plástica desaparecen a partir de Bachillerato? ¿Por qué se las consideran las “fáciles”?

Porque les dices a tus padres que quieres ser músico, dibujante o interprete, y enseguida te dicen que te bajes de la nube, que estudies algo más provechoso como ciencias o letras.

Porque todos tenemos que ser grandes científicos, grandes ingenieros o abogados.

Vamos, algo que esté en el mundo real, algo que te de para comer en un futuro.

Eso es de lo que se arrepienten Brad Pitt, Stephen King o Stan Lee, no te digo…

Las escuelas deberían potenciar más la creatividad, el emprendimiento y las ganas de hacer de tu pasión un trabajo.

Dedicarte a lo que te gusta es difícil porque te están diciendo que es difícil.

Y al escuchar eso tu mente se cierra por banda y aparecen las famosas creencias limitantes.

El problema del “no puedes”

Lo que pasa es que cuando te dicen que no puedes hacer algo, es una patada que te llevas directamente a la mente.

Dedícate a otra cosa, no puedes hacerlo. ¡No vales!

Al final te lo acabas creyendo.

Al final lo abandonas por unas simples palabras que pueden ser más destructivas que cualquier otra cosa.

Y lo peor de todo es que vas a empezar a sentir miedo.

Vas e sentir que puedes ser rechazado en muchos casos, vas a sentir que tu futuro es incierto y desolador, vas a sentir que esforzarte tanto por algo no va a tener ninguna repercusión positiva en tu vida…

Solo te digo esto:

¡NO TENGAS MIEDO!

No tengas miedo a lo que venga, elimínalo de tu cabeza hoy mismo.

El miedo nace de ti, así que tú eres el único capaz de apartarlo.

Esas falsas expectativas que te montas en tu cabeza en realidad no existen, solo se crean si tú las alimentas con miedo.

lhsesgnmjde-clem-onojeghuo

No te creas todo lo que te dicen

Como ya te he comentando en alguna ocasión, nos la meten doblada en muchos mensajes o anuncios publicitarios (¿cómo ser más inteligente?).

Y es que cuando seguimos de manera ciega a alguien experto y te dice algo que es simplemente su palabra, te lo crees.

Y lo más sabio es creer a medias, dudar un poquito y pensar en qué puede tener razón y en qué no.

Averiguar si lo que dice es totalmente cierto.

Pero no, sociedad conformista = dar todo por sentado.

Por eso ten cuidado y sé libre.

Sé libre para poder pensar por ti mismo, para poder encontrar tu propia experiencia.

Creencias sí, en ti

Tan infinitamente poderosa es una creencia que te limite, como lo es una creencia que saque lo mejor de ti.

Así que en vez de limitarte, confía en ti, en todo tu potencial.

Cambia el “va a salir mal” por el “va a salir estupendamente”.

Pueden pasar dos cosas: o que salga bien o que salga mal (vaya Javi, eres un genio…).

La diferencia está en cómo vas a afrontar cada una de las posibilidades.

Si desde el principio piensas que todo va a salir mal ten por seguro de que sucederá así.

Tú decides.

Eres actitud.

Recuerda que debes creer en todo momento en lo que haces.

Creer de manera positiva, para poder potenciar todo tu talento y estar donde quieres estar.

De igual modo, creer de manera negativa para limitar todo tu talento y no estar donde quieres estar.

¿Qué escoges?

Tu talento escondido

Piensa en estos tres casos y descubre por ti mismo cuál es tu auténtico talento:

  1. ¿En qué eres bueno? ¿Qué te caracteriza y diferencia de los demás?
  2. ¿Es un hobby o realmente lo consideras pasión? ¿Podrás mantenerlo en el tiempo o solo durará unos días?
  3. ¿Lo has entrenado lo suficiente? ¿Has sido práctico y puedes inspirar o atraer a los demás?

Responde con sinceridad a cada una de estas cuestiones y descubrirás tu talento, te lo aseguro.

Quizá no lo encuentres en el momento, quizá pase un tiempo hasta que llegue, pero llegará.

No es cuestión de forzarlo más o menos, es cuestión de sentirse receptivo, de potenciar tu creatividad y tu constancia.


Espero que toda esta información te ayude a sacar lo mejor de ti.

Es interesante conocer la sencillez de estas palabras.

Conocer que la paciencia es una virtud que últimamente escasea mucho, y en una vida tan ajetreada como la nuestra queremos resultados inmediatos.

En caso contrario, nos frustramos y abandonamos.

Cambiar tus creencias limitantes serán determinantes para cambiar tu vida.

¿Cuál es la tuya? Cuéntamelo en los comentario y entre todos seguramente podamos ayudarte.

Por último, si este post te ha ayudado o crees que puede ayudar a otros, te invito a que los compartas con tus amigos y familiares.

¡Hora de pasar a la acción!

Peace.

8 Comments

  1. Hola. Me gustó el artículo, la verdad estoy en una étapa de mi vida que me siento muy estancada; estoy agotada mentalmente y sin energías. Es por mi nuevo trabajo, la verdad en trabajos antriores me había ido muy bien y me destacaba. Pero ahora, este ha sido todo un reto y no es fácil, parece como si estuviera en retroceso y eso me hace sentir muy mal, me siento inútil y quiero dejar todo, aunque he tratado, también sé que no puedo dejar las cosas a medias. El problema es que mi mal desempeño afecta sobretodo a mi coordinador y supervisor y no puedo con ese cargo. Me siento atrapada sin salida. Quisiera cambiar mi forma de pensar pero siento que caí en depresión. Aunque ningún trabajo es fácil este me dejó perdida y con miedo. No puedo salir de esto que siento y aunque tus consejos son buenos y sé que tienes toda la razón, siento que perdí mi horizonte. Estaba buscando en otros lados que al menos no me hicieran sentir responsable porque aún estoy aprendiendo por pejudocar a otros. Quiero algo que solo me afecte a mí por mi culpa. No me salió 😦 y ahora me siento atrapada porque así haya esforzadp no me salen las cosas bien. Tengo miedo que cada día que pasa la embarre peor. Creo que hasta me dio crisis de ansiedas y me dá pena. No he mostrado lo mejor de mí en el trabajo y eso me desánima. Siento que no sirvo y quierobescapar de esto pero me siento atrapada ybsin salida. S3 que debo actuar pero no siento ñas fuerzas. UNA VEZ más, gracias por ese artículo

    Me gusta

    • Primeramente quiero decirte algo: el trabajo no es lo todo.

      Tu felicidad no se basa en él, tienes que pensar que tu vida no puede estar consumida por el trabajo.

      Busca opciones o salidas diferentes, siempre las hay, no te dediques plenamente a algo que está acabando contigo.

      Nuestro tiempo es limitado, no debes desaprovecharlo estando triste por no destacar como querrías en lo laboral.

      Lo que sucede es que te aferras demasiado a querer hacerlo bien, y eso no hay que desearlo, hay que hacerlo simplemente.

      No quieras ser mejor de lo que ya eres, porque seguro que ya lo eres y no te das cuenta.

      Y si alguien se siente molesto quizá no sea problema tuyo, sino de ellos.

      Mi consejo, si quieres aceptarlo, es que el próximo día que vayas a trabajar lleves la mejor sonrisa posible y vuelvas a casa con ella.

      Si algo sale mal, no es el fin del mundo, lo arreglamos y listo. Si no tiene arreglo, pues no lo tiene, pero tendrá otro tipo de solución, y no será la más común.

      Lo que quiero decir es que vivas, ¡qué vivas a tope! Y no estés pensando que no vales para nada, porque sé que todos seguimos la ley del dharma (propósito de la vida).

      Y quizás este trabajo sea una prueba para ti y el día de mañana tengas lo que te merezcas, lo que de verdad quieres, solo tienes que tener paciencia y dedicarle todo el amor posible a tu día.

      ¡Ánimo Isa!

      Me gusta

  2. Israel says

    Gracias Juan Carlos britos.
    No entiendo bien lo que dices. Y no sé porqué has hecho tuyas mis palabras. Pero no es una pregunta.

    Un saludo.
    Y gracias de nuevo Javier

    Me gusta

  3. Juan Carlos britos says

    Hola de nuevo. No se porque salio Israel. Me llamo Juan Carlos. Supongo q el diccionario ha corregido algo q escribí mal jeje

    Me gusta

  4. Juan Carlos britos says

    Israel. Es realmente grato leer comentarios q no están tamizados por nuestros filtros mentales ( filtros mentales = experiencias personales de vida) . Gracias!! Q tengas un excelente día!
    Pd: no me llego ningún aviso de q tenia respuesta. Es así?

    Me gusta

  5. Israel says

    Hola Javier. Gracias por tu artículo. Es muy claro todo lo que dices.
    Llevo desde la adolescencia con la pretensión de hacer música. Soy aprendiz de Músico-Cantante. Y me he ido metiendo cada vez más, en una maraña de estudios, conservatorios por medio, que ya he dejado de sentir pasión y ha pasado a ser una obligación moral. Como si yo mismo me tuviera que obligar(la música a nivel académico, es muy exigente). Eso no parece malo, incluso un ejercicio de responsabilidad.
    (Le debo mucho a esta formación, no sólo a nivel académico, también humano) Y siento que no puedo abandonar, por “amor propio”, orgullo, no sé que es. Es como si me hubieran metido un chip en la cabeza, con el destino de mi vida. He perdido la libertad y he aprendido a defenderme mentalmente de esta situación. Aunque claro…escribo aquí esta parrafada; cada cierto tiempo estallo; he tenido épocas de destrozar psicológicamente a mi familia(aunque ahora pienso que ha sido para bien, me fallaron las formas); y creo mis relaciones sociales no son buenas, están condicionadas por mi estilo de vida.

    Lo que veo con tristeza, es la sensacion de estar dejando escapar otros intereses de mi vida, más espontáneos y quizá mas arraigados en mí. Me preocupa los problemas de la personalidad(psicología) y también los diferentes pensamientos para encarar la realidad (filosofía).
    No sé si estoy hablando con mucha propiedad. Espero en todo caso, que entiendas mi mensaje.
    Pienso que, aunque la música es una de los mayores artes, y que puede englabar otras disciplinas. Siento un miedo, a estar desperdiciando la vida y dejándome libros por leer y viajes que hacer o personas interesantes que conocer.
    Un abrazo.
    Gracias por dejar que me exprese.
    Israel

    Me gusta

    • Lo más importante de todo es que recuerdes que tú eres el único que tiene capacidad de elegir lo qué quiere o no quiere en su vida.

      No puedes dejar que nada condicione tu presente ni tu posible futuro, es decir, lo que deseas y tienes intención de conseguir.

      Si algo no te llena completamente, por mucho que estés agradecido o sientas que es necesario, lo más posible es que no sea para ti.

      Por el contrario, todo aquello que te realice como persona, todo aquello que quieras hacer (o hagas) y te produzca una sensación buena, ese es el camino más adecuado.

      Todo esto bajo mi punto de vista y mi recorrido por el camino de la filosofía y la espiritualidad.

      Y es a esto a lo que me refiero desde un principio, que puedes escuchar mil opiniones pero que no debes seguir al pie de la letra lo que te de digan.

      Solo tú controlas el timón de tu barco. Aprende las artes de navegación pero lleva tu barco al destino que elijas.

      Descubre lo que de verdad te importa, aférrate a ello si es necesario, pero no dejes escapar tu vida por algo que no sientes al 100%.

      Gracias por explicar todo lo que sientes, puede ser de ayuda para los demás, puede generar un debate muy bonito, así que gracias de nuevo por tu comentario.

      Espero que te vaya todo bien, Israel.

      ¡Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s