Bienestar, Estilo de vida
Comments 8

Meditación para principiantes: 9 consejos prácticos para aprender a meditar

como aprender a meditar para principiantes

“Sirve, ama, da, purifícate, medita, realízate” – Swami Sivananda.

Hace tiempo que descubrí lo que el silencio podía hacer por mí.

Entendí que la meditación es una gran herramienta para potenciar la práctica del silencio y la calma interior.

Por eso intento aprender todo lo que puedo sobre este hábito que podemos llevar a cabo en cualquier momento del día.

¿Por qué creo que es útil?

Porque me está sirviendo de ayuda para concentrarme mejor en mis tareas diarias.

Porque consigo evitar el enfado, la frustración y el miedo.

Porque aprendo a solucionar mis problemas de la mejor forma posible, a ser más perceptivo y estar atento a lo que me rodea.

En definitiva, me ayuda a comprender mi ego y a callarlo.

La meditación es útil para comprender nuestro Yo, nuestra mente.

Nos enseña a ser más conscientes y saber por qué estamos haciendo algo en concreto.

A conocernos en profundidad y entendernos, amarnos.

A canalizar nuestra paz de dentro hacia dentro, y no hacia fuera, como normalmente suele hacerse.

Y estoy convencido de que todo esto útil para encontrar nuestra libertad, lo que supone acercarse un poquito más a la auténtica felicidad.

Hace tiempo que siento que mi misión es la de inspirar a los demás, de contribuir lo máximo posible conmigo mismo, lo que supone ayudar a otros como consecuencia, no como causa.

Por ello quiero recomendaros este hábito, un hábito que está funcionando en mi vida y en la de muchos otros.

Solo pruébalo, no hace falta que te cases con él.

Tampoco te estoy diciendo que sea lo puto mejor que existe para ser feliz y cosas así, pero ayuda, y mucho.

Lo que yo te propongo a continuación son unos consejos que yo utilicé (y utilizo) para comenzar desde cero, para principiantes vamos.

Lo único que puede hacerte mejorar es la práctica, y con estos tips para aprender a meditar podrás empezar a generar un hábito más que interesante y satisfactorio en tu día a día.

1. Empieza poco a poco

Para crear un hábito, y más para aprender a estar completamente en silencio, lo ideal es empezar poco a poco.

Muchas veces vemos como hay gente que medita durante horas, pero este no es nuestro objetivo ni de lejos.

Para mí meditar consiste en encontrar un pequeño hueco en mi tiempo para dedicarlo a estar en paz.

Por eso no hace falta estar durante largas horas en ese estado.

Basta con levantarse por la mañana y estar 3 minutos.

O al contrario, antes de dormir.

Así durante varios días, y cuando sientas que necesitas algo más, súmale 1 minuto.

Llegará un momento en el que te encuentres meditando 10 o 20 minutos en las próximas semanas.

De igual modo, algo que también va bien es distribuir esos minutos a lo largo del día.

5 minutos por la mañana, 5 minutos por la tarde…

¡No hace falta pegarse un atracón de meditación!

2. Déjate de rollos

Y lo digo porque a mí me ha pasado.

Me ha pasado que me he centrado más en cómo meditar que en meditar.

Y con esto me refiero a que me pongo a pensar dónde me voy a sentar, cómo me voy a sentar, etcétera.

Para empezar no es lo más importante.

Está bien que quieras escoger el mejor sitio y quieras hacerlo bien, pero es que no hay una manera definitiva de hacerlo.

Simplemente hay que hacerlo.

Sin más.

No te distraigas de lo que vas a hacer, siéntate en el suelo, en la silla o en el váter, da igual.

Recuerda que empiezas solo practicando unos minutos, no hace falta estar cómodo al comienzo.

Cuando vamos entendiendo la meditación, cuando conseguimos estar más tiempo rodeados de su energía, podremos preocuparnos de qué cojín coger para estar más cómodos.

3. La respiración

Método sencillo y muy práctico para empezar.

Presta atención a tu respiración y siente como recorre todo tu cuerpo, desde tu nariz hasta tus pulmones.

Siente como en realidad todo fluye desde fuera hacia dentro.

Cuando tengas toda la energía de todo lo que te rodea en tu cuerpo, expúlsalo, devuélvelo a su sitio.

Una forma fácil de seguir la respiración es contar.

Cuenta 1 cada vez que inhales, 2 cada vez que vaya introduciéndose en ti, 3 cuando esté totalmente en tu interior, 4 cuando deba salir, 5 cuando ya esté casi fuera, 6 cuando no quede nada en ti.

Repite varias veces este proceso de manera tranquila, sin prisas.

16qrjudizne-chris-ensey.jpg

4. ¿Qué hay de los pensamientos?

Es normal que no puedas callar tus pensamientos al principio.

No te empieces a agobiar, o creer que lo estás haciendo mal, repito que es común que pase.

Simplemente acéptalo, sonríe.

Deja fluir esos pensamientos, vuelve a tu respiración, al método que he compartido contigo de contar.

A mí me sucede que muchas veces aparece un pensamiento sobre algo en concreto, es normal.

Intento dejarlo estar, mirarlo, observarlo y seguir concentrado en el silencio, porque llegara solo, sin forzarlo.

No me esfuerzo por no pensar, no me esfuerzo por encontrar el silencio, sencillamente espero a que llegue, a que se manifieste mediante la paciencia y la calma.

Hay una creencia muy extendida de que la meditación consiste en eliminar todo tipo de pensamiento.

Es como un objetivo, y la meditación no persigue ningún objetivo.

Por lo tanto, no es estrictamente necesario que esto suceda.

No pienses en la meditación como algo que apaga tu mente por completo.

5. Conócete a ti mismo

Aprende de tus sentimientos y emociones, no las elimines cuando estés meditando.

No obvies la ira, la ansiedad, el temor… No recurras solo al amor, la bondad, la sencillez.

Aprende y disfruta de todo lo que te sucede, conocerse a a sí mismo es el punto de partida a un viaje sin retorno pero maravilloso.

Además, la meditación es una gran aliada a la hora de mejorar este concepto, a la hora de indagar en uno mismo.

Consigues amarte y aceptarte, con todo.

Sonríe, eso que estás viendo eres tú.

La realidad más perfecta e imperfecta, tú.

6. La atención

Una vez que tienes claro el tema de la respiración, quizá quieras pasar a otra cosa distinta e igual de útil.

Enfócate en alguna parte de tu cuerpo, por ejemplo la cabeza.

¿Cómo la sientes? ¿En qué posición se encuentra?

Poco a poco, ves bajando y enfocándote en cada parte de tu cuerpo.

Cuello, brazos, tronco, piernas, pies.

Pero no pases directamente de parte en parte, esto es, cuando llegues a los brazos concéntrate en los codos, el antebrazo, las manos…

Lenta y progresivamente.

Otra alternativa, cuando hayan pasado los días y comprendas mejor este hábito, es enfocarse en lo que te rodea.

Escuchar cada sonido que se manifiesta.

Sentir la energía del sitio donde te encuentras.

7. Compromiso

Si de verdad quieres sentir toda la excelencia de la meditación, debes “comprometerte”.

No, no aferrarse o hacer un dogma de ello, pero si te gusta lo que te ofrece y lo que sientes al practicarlo, no lo abandones sin razón.

Prueba y descubre si es para ti.

Encuéntrale sentido a lo que haces.

O simplemente, hazlo 😉

8. Solo o acompañado

Lo que prefieras, donde prefieras.

De viaje, en el parque, en la oficina, de pie, sentado, tumbado.

¡Qué más da!

Tampoco hace falta que medites solo, puedes encontrar a gente que esté dispuesta a compartir ese rato de armonía y tranquilidad contigo.

Un familiar, un amigo, tu pareja…

Además, si estás muy perdido o te gusta mil relacionarte con las personas, hay muchísimas comunidades que te pueden servir.

Gente haciendo lo mismo, sin prejuicios ni críticas de ningún tipo.

Solo meditar y compartir, ser agradecido y humilde.

Divertirse y disfrutar de la experiencia.

9. Sonríe

Así de simple.


¿Qué te parece la meditación? ¿La practicas o tienes intención de hacerlo?

Antes de despedirme, te recuerdo que puedes echar un vistazo a mi eBook gratuito 21 ideas para empezar una vida minimalista.

¡Nos leemos!

Paix.

8 Comments

  1. Juan Carlos britos says

    Estimado Javier. Muy interesante tu comentario sobre la meditación. Soy un principiante q lleva varios años en este arte de estar en paz con uno mismo. Comencé con un libro inspirador para mi…. el sincro destino. . De deepak Chopra. Con el comencé a meditar y seguí con varios cursos. . Con mi pequeña experiencia.. puedo decir q estoy de acuerdo en la mayoría de los puntos. Solo hay 2 en lo cuales yo no estoy de acuerdo. 1. Es cierto q se debe empezar de a pco para crear el hábito. . Pero no debemos quedarnos en 5+5+5 minutos por día. Para q se pueda disfrutar de un buen resultado debe ser 20 +20.
    2. La idea de la meditación es concentrarnos en nosotros mismos y no prestar atracón a lo q nos rodea. Vivimos en ciudades con mucho ruido. Otro tema es q viva en una casa rodeado de naturaleza. . Árboles. Pájaros. . Agua.
    Es mi humilde opinión

    Me gusta

    • Hola Juan Carlos, me alegro mil que practiques esta disciplina y comprendas los beneficios que ofrece.

      También me alegro que nos ofrezcas tu experiencia y tu opinión acerca de los consejos que ofrezco, pues ni de lejos me considero un experto en esta disciplina.

      La principal idea que quiero transmitir con este post es que mantener pequeños ratitos de sosiego interior puede ser útil para poner en orden nuestra mente.

      Sobre el primer punto que comentas, creo que cada cual debe encontrar el tiempo que necesite para meditar.

      Por eso, como bien dices, para disfrutar de un buen resultado lo ideal es que cada uno se sienta cómodo con el tiempo, y lo que propongo es un pequeño consejo para, si se quiere, ir aumentando los minutos a ese tiempo.

      Respecto al segundo punto, comparto tu visión, pero considero que al principio no es necesario dejar de prestar atención a lo externo. Muchas veces no lo hago, no lo necesito y no es lo que busco.

      Para mí la meditación se trata de eso, de no buscar, sino de encontrar. Y para encontrar es necesario paciencia y amor.

      ¡Muy interesante todo lo que comentas! Te espero más por aquí, Juan Carlos.

      Me gusta

  2. Andrea says

    Hoy accedi a esta pagina y me parecen muy buenos los post que publicas, los estoy leyendo cada uno , muchas gracias por aportar con tus experiencias a cada uno de los lectores que como yo buscamos mejorar nuestros dias. saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s