Bienestar
Comments 14

La otra cara de las relaciones de pareja

relaciones pareja problemas

“Quiero que sepa sin embargo que todas las noches que he dormido a su lado, incluso las discusiones más inútiles, siempre fueron algo espléndido y esas difíciles palabras que siempre temí decir pueden decirse ahora: te amo” – Charles Bukowski.

Quizá llevo un tiempo dándole vueltas, ya que en mi entorno se están dando muchos casos de problemas de pareja.

Quizá sea por algunos de los correos que me enviáis preguntándome acerca de rupturas, etc.

Lo que está claro que es un tema que preocupa, y mucho.

Sinceramente, no veo el por qué.

No veo por qué tanta tristeza, tanta infelicidad, tanto engaño… Nos han vendido constantemente que tenemos que encontrar pareja a toda costa para ser felices.

Que tenemos que vivir un amor de película, que tenemos que estar en relación con otra persona para poder llevar una vida normal.

No es así.

Yo no estoy al lado de una persona por estos motivos, ni mucho menos.

Nos venden un bonito proceso de enamoramiento al principio, pero después no te muestran su continuación.

No te enseñan la vida después de la boda, solo te dicen que fueron felices y comieron perdices.

¿Y qué hay de la convivencia? ¿De la rutina? ¿De los hijos? Eso no mola tanto, eh.

Porque es hora de una buena dosis de realidad.

Porque tienes que saber que hoy en día hay muchísimas rupturas amorosas, muchos divorcios, muchos conflictos que afectan no solo a la pareja en sí, sino a los que se encuentran a su alrededor.

Pero vamos a empezar por el principio.

Pregúntate qué es el amor.

¿Qué es el amor para la mayoría de nosotros?

Dices que amas a alguien, pero en realidad cuando expresas eso manifiestas que posees a esa persona.

Estás mencionando tu ego, estás actuando mediante celos, apego… porque cuando termina la relación de pareja piensas “¿y ahora qué hago? Me siento perdido/a sin esa persona, me siento vacío/a”.

Por eso intentamos seguir forzando una relación, por eso creemos que amamos de verdad, y va más allá de todo eso.

El hecho de retener, de querer poseer a esa persona, es lo que genera tantos conflictos, tantos miedos, temores, dudas, desconfianza.

¿Esa posesión es realmente amor?

El amor no conoce de sentimentalismo, no es una emoción.

El amor es puro y perfecto, y no puedes modificarlo a tu antojo.

Solo amarás de verdad cuando todo eso ya no exista, cuando los celos desaparezcan, cuando la posesión no exista, cuando haya verdadero respeto hacia los demás.

El estar enamorado

Cuando estás enamorado sientes que todo es posible, que puedes hacer cualquier cosa.

Y además te sientes muy enganchado, dicen que es como una droga que se adhiere a ti y no te deja marchar.

Pero lo más interesante de esto es que dicen que este estado dura entre 6 meses y 2 años.

Y una de las consecuencias de esta reacción bioquímica es que empiezas a sentir una especie de obsesión por la otra persona.

Me explico.

¿Por qué tienen relaciones los animales? Para sobrevivir, por el mero hecho de seguir existiendo.

Nosotros no dejamos de ser animales, aunque evidentemente esto sería muy pobre como explicación, pero parte de razón tiene ya que se trata de un tema biológico.

Creo que es interesante plantearse la siguiente pregunta: ¿existe realmente esto de estar enamorados?

Porque al principio lo vemos todo perfecto, vivimos en una especie de burbuja que no nos deja ver la auténtica realidad, y cuando empezamos a observar a la otra persona como verdaderamente es, ya no nos gusta tanto.

Y claro, ya no queremos continuar con esa relación sentimental, ya no percibimos que estemos enamorados, y es cuando empiezan a surgir todo tipo de conflictos.

josh-felise-79991

¿Cuándo empieza el amor?

El amor empieza cuando acaba ese estado de enamoramiento inexistente.

Cuando aceptamos a la otra persona tal y como es, habiéndonos aceptado primero a nosotros mismos.

Cuando dejamos de ser egoístas y pretendemos que nos hagan felices.

Hay que dejar de pensar como nos gustaría que fuera para empezar a disfrutarlo como verdaderamente es, con todas sus idas y venidas, con todo lo que no te prometía en su carta de recomendación, en su currículum vitae amoroso.

Joder, es maravilloso respetar la libertad del otro, aprender de él/ella, reírse de los problemas juntos, aprender a cambiar

Y es que se menciona mucho eso de que antes se aguantaba más, y yo me pregunto ¿aguantar el qué? ¿Qué hay que aguantar?

No, no, no…

No se trata de aguantar a la otra persona durante el máximo de tiempo posible, se trata de aprender y seguir transformándose, de crecer juntos.

El amor no es cuantitativo, sí cualitativo.

Dejemos de pensar con esos términos.

La relación de pareja consciente

¿Hay alguna fórmula mágica para conseguir una relación de pareja plena y feliz?

Para nada.

Pero podemos seguir algunos de estos principios para conocer realmente todo esto que llamamos relaciones amorosas:

  1. Tu pareja debería ser tu mejor amigo/a.
  2. Hay que tener confianza, hablar sobre cualquier tema.
  3. Compartir inquietudes, gustos, momentos únicos.
  4. Que exista comunicación.
  5. En los momentos malos, seguir luchando si se siente de verdad.
  6. Sentir que la otra persona es tu hogar, tu refugio, tu zona de confort.
  7. Querer compartir todo, tanto lo bueno como lo malo.
  8. Cultivar y estimular el sexo.
  9. Tiene que existir esa química para que nunca deje de haber relaciones sexuales.
  10. Ser conscientes de todo lo que os rodea y de vosotros mismos.
  11. Compartir valores.

¿Cuándo termina la relación de pareja?

Cuando ambos dejan de creer en ella.

Cuando se ven todos los días, cuando ya no se hace nada por sorprender o ilusionar, cuando ya están asentados y tienen a esa persona sí o sí.

Por eso soy partidario de la libertad personal, de la creación de espacios únicos que nos permitan salir de la rutina.

De disfrutar de otras personas, salir por ahí, viajar… Y todo esto sin que existan los malditos celos, el apego, la desconfianza, la posesión…

Las relaciones de pareja de hoy en día deberían comprender que la libertad es fundamental, porque de lo contrario estaremos viviendo en una cárcel.

Y es cierto, hay un exceso de convivencia, y lo que sucede es que no buscamos alternativas diferentes donde no haya tanto apego y dependencia.

Nuestra felicidad no depende de nadie, es importante recordarlo.

Depende de nosotros mismos.


Antes de despedirnos, quiero preguntarte algo importante.

¿Realmente necesitas vivir en pareja?

Participa en los comentarios con tu opinión y sigamos esta conversación 🙂

 

14 Comments

  1. Damaris says

    Lo que pude comprender es, que es posible amar a varias personas y que no debería de haber nada de malo en ello. Lo ultimo “hay un exceso de convivencia, y lo que sucede es que no buscamos alternativas diferentes donde no haya tanto apego y dependencia.” no me quedo claro si es una afirmación, por que con lo de la libertad uno podría fastidiarse del exceso de convivencia y terminar por buscar a alguien con quien experimentar cosas nuevas. pero refiriendo a lo de ser libres ¿así es como debemos amar? tiene razón que no existen reglas para amar, pero al final, si uno se decide por un amor de película, tampoco estaría mal.

    Me gusta

    • El problema es que el amor de película es una idea, no una realidad.

      Cuando uno se da cuenta de la realidad, se empieza a frustrar porque no están saliendo las cosas como cree que deberían estar sucediendo.

      Y todo porque te muestran como tiene que ser una relación ideal, y para nada estoy a favor de ello, porque al igual que cada persona es única, cada relación es única también.

      ¡Un abrazo Damaris! 🙂

      Me gusta

  2. Estoy totalmente de acuerdo con tu post… Precisamente hoy leyendo el libro “Amar es liberarse del miedo” de Gerald Jampolsky, me ha hecho reflexionar el siguiente párrafo: “… a menudo tenemos relaciones que fluctuan entre el amor y el odio, en las cuales lo único que hacemos es intercambiar amor CONDICIONAL… creemos que necesitamos algo de otra persona, solo la amamos si nos complace…” Creo que es una dura afirmación pero no se aleja mucho de la realidad: amar significaca ofrecer nuestro amor de manera incondicional, sin exigencias de ninguna clase.
    Un abrazo

    Me gusta

    • Sí, aunque pienso que el odio es una invención (entre comillas), ya que el amor puro no comprende de opuestos, siendo en este caso el odio.

      Pero respecto a lo que quiere decir, sí es para reflexionar y tener en cuenta, porque como bien dices es algo que afecta a día de hoy y pocos se dan cuenta.

      ¡Saludos!

      Le gusta a 1 persona

  3. ¡Buen post! Yo no concibo el amor sin libertad y respeto, lo que considero pilares fundamentales que lo sostienen. El apego lo entiendo, pero sin que ese apego signifique un lastre o una dependencia vital.
    Una pareja es un complemento perfecto para cada momento. Compartir el día a día no creo que sea el gran peligro de la relación de amor. Estoy contigo que el egoísmo, la falta de sinceridad, una ‘no amistad’ entre ambas personas son como grandes virus que hacen peligrar la armonía.
    Es verdad que se puede ser absolutamente feliz sin pareja e infinitamente infeliz emparejados.
    Con esta pista es suficiente para que seamos conscientes que la felicidad está en la capacidad de cada uno de serlo. Si no somos capaces de ser felices de forma individual difícilmente lo seremos unidos a otra persona.
    Me encanta el tema del amor 🙂
    Saludos.

    Me gusta

    • Sospechosos habituales, los abajo firmantes 😛
      Me choca mucho que ahora mismo en la Blogosfera esté tan candente el tema de las relaciones personales/amorosas. Quizá por esa carencia de educación emocional que la que hemos hablado otras veces.
      Javier no conocía tu blog y me ha gustado mucho; lo he descubierto hoy y esta entrada me parece muy necesaria. Coinicido prácticamente en todo, sobre todo en que el amor comienza cuando acaba el “enamoramiento”. Trabajo y dedicación supongo que son el secreto de una relación bonita y duradera. Aunque admito que últimamente estoy un poco escéptica de todo y pienso que hasta el amor trabajado también se acaba… No lo sé.
      Buen post!
      Un saludo muy grande!

      Me gusta

      • Muchas gracias por tus palabras, veo que no soy la única persona en el mundo que piensa un poquito diferente sobre el amor, las relaciones y temas similares.

        También creo que estamos últimamente muy escépticos con todo, somos un poco cabezones, jajaja.

        ¡Un abrazo!

        Me gusta

  4. ¡Chapó por tu post! Me a encantado porque tienes toda la razón,no hay que estar con alguien para ser feliz (Yo de echo no lo estoy) Y hay que recordar siempre que una persona puede complementarte pero nunca completarte 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s