Estilo de vida
Comments 12

23 pequeñas cosas para tener en cuenta a la hora de no encontrar sentido a tu vida

que hago con mi vida

Imagina que estás haciendo algo que te gusta, como por ejemplo pintar un cuadro o escribir un libro.

Tan fácil como confiar en ti mismo y empezar a pintar o a escribir (pon el ejemplo que quieras, no importa).

Te concentras, disfrutas del proceso y lo terminas.

“¡Ha quedado fantástico!”, piensas mientras miras orgulloso lo que has creado.

Y sí, sabes que tienes un don, un algo que te hace especial, diferente al resto.

Pero de repente, sin saber muy bien por qué, te das cuenta de algo.

Algo que no te gusta lo más mínimo.

Te das cuenta de que es un simple dibujo o unas simples letras en una hoja de papel.

Te das cuenta de que puede haber algo más ahí fuera esperando a ser descubierto por ti.

Que no todo es hacer aquello que realmente te gusta, que quieres ver por última vez lo que has creado y salir ahí fuera a descubrir nuevas cosas.

Pero todo se vuelve un caos porque no sabes muy bien qué hacer con tu vida.

¿Por qué es tan difícil tomar una decisión?

Puedes elegir una cosa de un amplio abanico de oportunidades, una cosa que se te da realmente bien.

Pero tú piensas que quizá lo mejor es estudiar medicina, enseñar en los colegios o ser arquitecto.

Y pasan los años y te das cuenta de que no estás haciendo aquello con lo que soñabas y practicabas tiempo atrás.

Empiezas a pensar que esta sociedad no te ha ayudado en nada a elegir, que es la culpable de que estés haciendo finalmente algo que no te atrae.

Pero la culpa es tuya por no decidir.

Por no ser lo suficientemente valiente para plantarle cara a los problemas.

Y ahora lo único que puedes hacer es coger y empezar a ordenar tu vida de pies a cabeza.

Ahora es el momento de que vayas a la tienda más cercana y compres varios botes de pintura y empieces a dibujar, a crear, a soñar, a maravillar al mundo con tu ingenio y tu pasión.

Cambia el pintar por el escribir, por el filmar, por el cantar… Cámbialo por lo que sabes que estás aquí, por tu verdadero propósito.

Ahora empiezas a sonreír, ahora empiezas a entender.

Pero Javi, es que yo…

¿En serio me vas a seguir viendo con los peros? ¿A estas alturas?

Bueno, te compro el hecho de que hay más en la vida que seguir una aspiración a ciegas.

Te compro también que hay muchas pasiones o talentos que apenas generan ingresos, al menos a corto plazo, y que hay que cuidar una familia o comprar comida y tener un hogar donde vivir.

Al final son gastos importantes y lo mismo tu idea no te da para vivir.

Puede.

Pero creo que como no saquemos jugo a ese zumo llamado pasión, acabaremos siendo infelices y de eso quiero hablarte hoy.

Todo lo que te he contado no es para que empieces a hacer algo a lo loco y te arruines… Te lo cuento para que crees un punto de inflexión en tu vida, para que sepas que los caminos de la felicidad y de la infelicidad son muy estrechos, y en algún momento pueden juntarse.

Y es que cuando descubres aquello que te llena, el tiempo deja de funcionar, empieza a aparecer espacio en tu vida donde antes no lo había.

Alegría, emoción, éxtasis… Empiezas a gustarte, a quererte un poquito más.

Empiezas a vivir.

Porque ya te he contado muchas veces que el tiempo tampoco es excusa.

Deja de hacer cosas menos importantes, como ver la TV o estar mirando constantemente las redes sociales.

Aprende a gestionar tu tiempo, a ser más productivo, a dar prioridad a las cosas que de verdad te nutren.

Sé que la determinación te lleva a viajar, a moverte por ahí alimentando tu felicidad.

Sé que la pasión es el camino correcto de ese viaje, esa luz que ilumina los callejones más oscuros donde no quiere adentrarse nadie.

Sin esto último no hay progresión en la vida, no hay cambio o transformación.

Deja de hacer caso a aquellos que te dicen que la pasión no te conducirá a ningún lado.

Curiosamente son personas que están insatisfechas con su vida y no persiguen ninguna finalidad.

No esperes que te digan lo contrario, que te animen a ello.

Al revés, intentarán llevarte con ellos a ese mundo de infelicidad y amargura.

Si alguna vez hubo un día que pensaste hacer algo desde lo más profundo de tu corazón, algo que te importaba en serio, ese día para comenzar es hoy.

tim-trad-196418

Pequeñas cosas para recordarte

  1. Te defines por tus acciones.
  2. Si no te gusta tu vida, es hora de cambiar.
  3. No te guíes por opciones, simplifica a una única opción.
  4. Disfruta la vida, no estás aquí para sufrir.
  5. Sigue el camino que te ayude a crecer interiormente.
  6. Eres libre para realizar actos positivos que te hagan feliz.
  7. Aporta valor, sé curioso, aprende.
  8. Ten claro lo que vas a hacer cuando te despiertes.
  9. El tiempo es lo único que no podrás recuperar.
  10. ¿Quieres hacer lo qué más te gusta? Encontrarás el camino.
  11. ¿No quieres hacer aquello que te apasiona? Encontrarás excusas.
  12. Tu pasión te define, eres único.
  13. Nada de lo que te gusta hacer realmente es una pérdida de tiempo.
  14. No pienses a corto plazo, siempre a largo plazo, sin una fecha exacta.
  15. Cuando te comprometes con algo, el universo comparte contigo su energía positiva.
  16. Nada ni nadie es la causa de tu infelicidad, de tu insatisfacción con la vida.
  17. Llena tu vida con una pasión tan genuina que se haga notar a cada paso que des.
  18. Cuando entiendas tu propósito, no perderás tiempo ni energía en buscar aprobación.
  19. Descúbrete cuando te sientas perdido, sigue aprendiendo sobre lo que te gusta.
  20. El verdadero proyecto no tiene límite de tiempo.
  21. El verdadero proyecto tampoco tiene fecha límite, así que empieza hoy mismo.
  22. No te agobies, haz lo que puedas.
  23. Poco a poco suma pequeños pasos, esto no es un sprint.

Lo que sucede después de seguir tu pasión

Para mí la pasión por hacer lo que más me gusta me ha ayudado en algunos momentos difíciles de mi vida.

Escribir, ayudar e inspirar a otros es lo que realmente me llena.

Hacer que las personas se den cuenta de las cosas, que empiecen un camino por el autoconocimiento y comiencen a descubrirse a sí mismas para caminar por un sendero de positividad y alegría.

Y muchas veces no es fácil, a veces me pregunto hasta que punto puedo llegar a servir.

Qué estoy haciendo y por qué.

Me he cuestionado a mí mismo, pero he seguido encontrando razones para escribir en venturasensitiva.com, ya que se trata de mi principal entusiasmo donde descubro nuevos retos que se alinean muy bien con mi deseo.

Lo que he aprendido (y muchos otros que persiguen su sueño) es que todo esto nace a partir de una crisis o pérdida importante.

Me he dado cuenta de que la vida es corta y debo aprovechar cada oportunidad que me ofrece el día a día.

No somo simple carne y huesos.

Tenemos un enorme potencial en nuestro cuerpo y en nuestra mente, y es aterrador no aprovechar todo esto.

Y te vuelvo a comprar que no podemos tener todo, hacer todo y querer todo.

A veces tendremos que decir no a cosas que nos parecen realmente buenas para decir sí a aquellas que a la larga son más importantes.

Hay que arriesgar para ganar, es una típica frase de autoayuda barata, pero créeme que el que no arriesga, poco va a conseguir.

¿A qué esperas para tomar ese riesgo?

Nota esa llama en tu corazón.

Ama.

Abraza a la vida.


Ahora me encantaría saber de ti, de tu propósito o meta en la vida

¿Qué punto mencionado arriba te resulta más atractivo o crees que puede ayudarte?

¡Deja un comentario a continuación y comparte tus pensamientos con todos nosotros! 😀

Además, si aún no lo has hecho, suscríbete más abajo de este post al boletín de noticias gratuito para recibir las nuevas entradas en tu bandeja de entrada.

Paz.

12 Comments

  1. Como siempre, me ha encantado la entrada, la he encontrado muy inspiradora y fantástica la llamada a la acción.

    Al final siempre llega un momento en el que hay que dejar atrás miedos y perseguir lo que se quiere: o al menos dejar de perder energía en algo que en el fondo sabemos que nunca haremos!

    Saludos

    Me gusta

    • Muy importante lo que mencionas sobre los miedos, enemigo número 1 del cambio 😦

      Y sobre todo eso, evitar aquello que estamos realizando por el simple hecho de hacer, y que en realidad no nos llevará a ninguna parte…

      ¡Un saludo!

      Me gusta

  2. Pequeñas frases que guardan grandes verdades. Por encima de cualquier otra, me identifico con la número 9: “El tiempo es lo único que no podrás recuperar”, a lo que me gustaría añadir que, precisamente, lo peor que nos puede pasar es el tiempo. Todo lo demás en esta vida tiene una solución, una salida. El tiempo es lo único que escapa a nuestro control y, por tanto, lo que más hemos de cuidar, valorar, aprovechar y aprender a utilizar.

    Me gusta

    • Tu comentario es sencillamente genial, Lorea 🙂

      La número 9, la del tiempo, me parece brutal también. Y además es muy clara, y tiene una gran verdad, que es la que mencionas: no hay nada que no tenga solución, salvo el tiempo perdido, eso sí que no tiene solución.

      Pero el tiempo perdido puede ser una gran ventaja a la hora de darnos cuenta de las cosas y de los errores a evitar, ¿cierto?

      ¡Un abrazo Lorea!

      Le gusta a 1 persona

  3. nuevaperspectiva10 says

    Excelente articulo, yo un día comprendí que lo único que me voy a llevar es lo que vivo, siento y disfruto haciendo, así que empecé a vivir lo que me quiero llevar.
    Un saludo.

    Me gusta

  4. Buenos días, acabo de unirme a tu blog y me parece muy interesante. Estoy en un momento de mi vida donde me gustaría experimentar toda la clase de cambios que sean necesarios. He apartado todo lo que consideraba negativo o mejor dicho, no me aportaba nada. Estoy animándome a salir de mi zona de confort en muchos aspectos, porque sé que hay muchas cosas, personas,…, por venir a mi vida si yo l@s dejo. El tiempo, ahora mismo, lo contemplo de otra manera, sólo el presente es lo que me preocupa o me interesa. Pero hay una cosa que sí me tiene un poco más frustrada, y es, que no se qué es lo que se me da bien, lo que me apasiona hacer. Encuentro cosas que me gustan, pero que no me terminan de llenar, no se sí porque no lo pongo empeño o porque aún me puede el miedo, son muchos años dejándome arrastrar por los demás. Pero bueno, tengo ilusión por todo lo nuevo que aparecerá, y se que algún momento lo encontraré.
    Muchas gracias por estos artículos maravillosos e interesantes. Espero que sigas escribiendo. Un saludo 🙂

    Me gusta

    • ¡Hola Eva! Encantado de tener por aquí 🙂

      Es muy interesante leer historias como la tuya, gracias 😀

      No te preocupes, encontrarás lo que buscas, es necesario tener un poquito más de paciencia… Sin embargo, estoy convencido de que es posible que hayas dado con la tecla exacta, pero no lo has sabido ver bien.

      Investiga aquello que realmente te llene, no busques en tantas cosas, céntrate bien en una, porque estoy seguro de que ese talento que mencionas es capaz de ayudar a más personas, y seguramente sea el más adecuado y el que de verdad te mereces.

      Tengo algún que otro post por aquí sobre el tema, echa un vistazo para ayudarte con tus ideas.

      ¡Espero leerte más por aquí Eva!

      Un abrazo,

      Paz.

      Me gusta

  5. Manuel says

    Hola estoy de acuerdo contigo con lo que escribes,pero no hecho la culpa a nadie,pero me pregunto que en el siglo que estamos como es posible que se siga con la misma formación del siglo XVII,la formación escasa,los medios anticuados, inversión nula, a todo esto se junta que los jóvenes en su gran mayoría abandonan por economía, y por no entender el sistema actual ,aprender cosas interesantes, motivar la innovación,experimentar alternativas,siempre el colegio por un apostrofe,dictado, caligrafía, como es posible que sigamos el mismo sistema , saludos

    Me gusta

    • Sí, la verdad es que la educación de hoy en día es nula… y no se hace nada por cambiar, nos ajustamos a lo que tenemos sin luchar por la novedad y el progreso, pero bueno, esperemos que poco a poco esto vaya a mejor 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s