Estilo de vida
Comments 8

La mejor forma de estar motivado en el trabajo

como motivado trabajo

“Soy gran creyente en la suerte, y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo” – Stephen Leacock.

¿Qué cómo mantener la motivación en el trabajo?

Posiblemente estés en alguno de estos dos grupos:

  1. Te gusta tu trabajo, pero te estresa y pierdes tiempo en otras tareas.
  2. No te gusta tu trabajo, pero piensas que no hay nada mejor y que ya pasará.

Pues en el post de hoy voy a centrarme en el primer caso, porque sobre el segundo pienso darte una solución bien sencilla de entender…

Ese trabajo no es para ti 😉

En serio, ya hemos hablado alguna vez que otra sobre nuestras creencias limitantes, y a pesar de que sabes que no estás siendo feliz con lo que haces, no actúas, y por lo tanto no avanzas en tu estado de bienestar y sosiego.

Además, ya habrás leído muchas frases de motivación para el trabajo o conoces a personas que ofrecen técnicas de motivación personal (como Luis Galindo), pero lo que hace falta realmente es que pases directo a la acción.

Satisfacción en el trabajo

Conozco personalmente a personas que no son felices en su trabajo y aún así no hacen nada por cambiarlo.

Las empresas tampoco ayudan, y eso que saben que es importante para que el negocio salga a flote.

Conocen teorías de la motivación laboral pero no las aplican en sus empleados.

Y es que esto no solo afecta al rendimiento, sino al bienestar emocional y a la satisfacción personal.

Porque lo mismo tu vida en general empieza a caer por un vacío del que difícilmente puedas escapar.

¿Esperas con ansias el fin de semana y te desesperan los lunes?

Cariño, tenemos que hablar.

¿Cuál es la mejor forma de seguir motivado en el trabajo?

Para estar animado en la tarea debes aplicar el VASCO (Ver, Ayudar, Superar, Cumplir, Observar).

No, no debes llevar al vecino de Guipúzcoa a que te haga el trabajo, déjame explicarte 🙂

1. VER lo que hemos conseguido

Saber que lo que haces lo haces por un motivo que es útil para ti y para alguien más.

Tener en mente un resultado final, y disfrutar del proceso es esencial para que el rendimiento sea siempre óptimo.

Hacerlo con sentido, con significado, saborear los frutos de nuestro trabajo es una buena forma de estar motivado al cien por cien.

2. AYUDAR a los demás con tu trabajo

Deja de centrarte en el dinero como el objetivo principal, cuida tu relación con el dinero y empieza a disfrutar de otras opciones cuando estés trabajando.

No hay nada mejor que saber que lo que estás haciendo puede ser útil a alguien más, que merece la pena seguir esforzándote por lo que te apasiona, que la gratitud es lo mejor que uno puede recibir.

El amor es la mejor forma de entregar, y creo que hacer las cosas para beneficiar a otros es uno de los actos más bonito del ser humano.

3. SUPERAR las dificultades

Muchas personas se rinden a las primeras de cambio.

No entienden que el cerebro puede ser como un músculo más, que cuanto más se entrena y se aparta de la zona de confort, mucho mejor.

Así que lo mismo cuanto más difícil nos resulte un proyecto, al final de este podremos sentir una satisfacción que es casi imposible explicar con palabras.

Valorar nuestro propio trabajo implica conocernos a nosotros mismos, un proceso vital para seguir creciendo interiormente.

eddy-klaus-33079

4. CUMPLIR lo que prometemos

Cuando prometes algo, asegúrate de que eres capaz de cumplirlo.

Lo mismo pasa con el trabajo, asegúrate que cumples aquello que promete o fijas como meta.

Cuando sabes que tu cometido puede ayudar a alguien, céntrate en seguir las reglas del juego, céntrate en hacer todo lo posible porque esa persona se sienta un poquito más feliz con lo que tú le has ofrecido.

Por eso es importante fijarse en la misión, decidir hacerlo y terminarlo de la mejor forma posible.

5. OBSERVAR lo que vamos a conseguir

Sé que muchas veces soy muy pesado con el tema de vivir el presente y centrarse mucho en él, pero también es importante no descuidar el pasado ni el futuro.

Por eso mismo imagínate logrando tu meta, lo que quieres conseguir y lo que quieres que llegue a ti por ello.

Ser positivo, crear imágenes que generen emociones positivas de todo esto puede ayudarte a estar más concentrado (mejorando así tu productividad) y poder acabar tu finalidad.

Lista con 14 consejos extra para ser el mejor en lo que haces

No sé si lograrás ser el mejor en lo que haces, pero estoy convencido de que aplicando alguna de estas reglas podrás conseguir que tu trabajo te resulte más sencillo y llevadero.

  1. Piensa que eres capaz, porque lo eres.
  2. Haz lo que a ti te gustaría ver.
  3. Disfruta y sonríe (esto es jodidamente esencial).
  4. Distribuye bien el tiempo, no la pifies liándote con otras cosas que poco tienen que ver.
  5. Ten un propósito, aunque poco o nada tenga que ver con tu trabajo.
  6. Sé auténtico, no intentes caer bien a toda la población de este planeta.
  7. Haz lo que te guste, similar al punto número cinco.
  8. No te obsesiones solo con trabajar, hazme caso.
  9. No te olvides de la gente que te quiere y aprecia, dedícales tiempo.
  10. Ni se te ocurra quejarte por lo que estás haciendo.
  11. No juzgues el trabajo ajeno, barre en tu propia casa.
  12. No te compares con nadie, no intentes alcanzar el mismo éxito que otros tienen.
  13. Cumple con tu CEME (cuerpo, espíritu, mente y emociones).
  14. Sé el mejor… contigo mismo.

¿Realmente amas lo que haces?

Porque créeme que esto es interesante de cara a estar motivados en el trabajo.

Pero como tampoco quiero seguir aburriéndote con mis palabras, simplemente decirte que el trabajo no debe ser lo primordial en tu vida.

¿Necesario? Tal vez.

Pero hay cosas que perdemos por estar centrados en pagar las facturas, y el tiempo es lo único que todavía no podemos recuperar (sí, creo en las máquinas del tiempo cual friki que soy).

Así que recuerda que lo más importante eres tú, lo que amas, lo que te llena, lo que tiene un significado especial para ti.

Nabadda.

8 Comments

  1. El tema de hoy me parece muy interesante, bueno, como todos los que tratas, más bien debería decir que me resulta especialmente cercano.

    Destacaría los puntos dos y cuatro. Aunque no siempre es posible, lo ideal sería elegir campos o ámbitos y empresas con los que apetezca realmente trabajar: porque sus objetivos son nuestros, porque la forma de pensar es similar y porque, sencillamente, queremos contribuir a colaborar en los objetivos de la empresa. Sí, vale, es utópico, pero para querer ayudar a otros y cumplir objetivos con voluntad y a lo largo del tiempo, hay que hacer propios los objetivos de las empresas para las que se trabaja y entender que más allá de ganar dinero con lo que se hace, se está ayudando a otros. Y este es un consejo que sirve tanto para el trabajo por cuenta propia como por cuenta ajena.

    Puntualizó lo de cuenta ajena porque creo que a veces también a las empresas se les olvida establecer nexos y compromisos con sus trabajadores para hacerles entender qué quiere la empresa y que busca con sus servicios o proyectos, más allá del objetivo economico, sería una buena forma de ayudar con motivación de los trabajadores.

    Un saludo

    Me gusta

  2. No creo en la suerte sino en la ” causalidad ” en este caso la causa es el motivo, el trabajo, hacer lo que se desea, cada cual con sus posibilidades, eso es ” causa”, no es suerte, es mi opinión, simplemente… Gracias por compartir tus letras. 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s