Filosofía
Comments 2

Filosofía Kaizen para la mejora continua

metodologia kaizen

“Un viaje de mil kilómetros comienza con un solo paso” – Lao Tzu.

Si algo no puede faltar en mi filosofía actual es el método kaizen 🙂

Me enamoré de este concepto cuando descubrí proyectos como el de Edu SerranoQuino Rocca.

“¿Qué narices es esto de kaizen?”

Esto me lo preguntaba un día cualquiera, tomando un café cualquiera, y disfrutando de una película cualquiera…

Así que me puse a investigar como un loco sobre esto y a poner en práctica la metodología kaizen en mi vida.

Y créeme que sin duda, es de las mejores cosas que se me han ocurrido hacer hasta ahora.

Mi filosofía actual: cambio a mejor

Muchos me preguntáis que en qué baso mi estilo de vida, y la verdad es que intento asentarlo en todo y en nada a la vez.

Sabes de sobra que no me gusta etiquetar las cosas, a no ser que no quede más remedio o, cuando escribo, se pueda entender bien de lo que hablo.

Pero en este caso excepcional voy a contarte cuál es mi filosofía de vida para poder seguir después con el kaizen personal.

¿Y sabes porqué te cuento todo esto? Porque todo está íntimamente relacionado con la filosofía kaizen.

Hablemos del kaizen, ese invento japonés (¿o de EEUU?)

Agárrate porque viene el típico tostón de historia para ponerte en situación.

Este concepto se enfoca en la mejora continua, de forma concreta y sencilla, sin tener que complicarse la existencia.

Y puede tratarse de cualquier tipo de cambio, grande o pequeño, espontaneo o gradual…

Para recomponerse de la decadencia sufrida por la Segunda Guerra Mundial, Japón empezó a implementar los pasos del método kaizen.

Con el dinero de los Estadounidenses y la forma de ser de los Japoneses, el concepto kaizen empezó a ser muy importante para sacar adelante las empresas.

Y a partir de ahí, no solo sirvió para mejorar estas, sino también la vida de las personas en general.

Y es lo que más me atrae de esta visión del mundo, la capacidad que tiene para ayudarnos a dejar atrás el miedo y la pereza.

Una acción pequeña puede ser más poderosa que una grande, porque la primera la podemos llevar de manera continua en el tiempo, mientras que la segunda puede acabar con nosotros en un momento.

¿A quién no le gusta generar hábitos (pequeños pasos) y resultados permanentes?

Una herramienta potente, el kaizen “global”

Lo que dice esta estrategia es que podemos avanzar cada día aunque demos solo el 1% de nuestra capacidad total.

Y te aseguro que ese 1% diario al final suma y suma… Y sin quererlo habrás otorgado el 100%, lo que te colocará en el sitio que te corresponde.

Por lo tanto, hace eco de la perseverancia como factor para conseguir resultados, logrando así que no nos sintamos tan desbordados psicológicamente con lo que hacemos y podamos acelerar el proceso de cambio de manera más simple:

  1. Es útil para dar el primer paso.
  2. Mejora la productividad.
  3. Combate la resistencia inicial (o miedo al cambio).
  4. Pone fin a la pereza.
  5. Genera un gran impacto en nuestra vida gracias a los pequeños cambios.

¿Cuándo empezar a poner en marcha esta filosofía?

Cuando veas la meta muy lejana, es el momento.

Cuando sientas que es muy difícil, es el momento.

Cuando no te atrevas a dar el primer paso, es el momento.

Cuando no sales al paso (te has estancado), es el momento.

En definitiva, y por si no te ha quedado lo suficientemente claro, SIEMPRE es el momento 😉

jeremy-cai-141572

Dale sentido al efecto kaizen mejorando todos los días

Lo que falla normalmente en nuestra vida es querer hacer cambios radicales de la noche a la mañana.

Y sin duda, culpa de esto lo tiene el famoso mundo del crecimiento personal.

Es así.

También la sociedad y el modo de vida que llevamos: todo tiene que ser rápido y exitoso, de forma contraria no vale una mierda lo que hagas.

Por eso este principio nos ayuda a cambiar por nosotros mismos cada segundo, minuto, día, mes, año.

Y lo mejor de todo es que no promete un cambio instantáneo o en pocas semanas.

Tú decides en todo momento, a pesar de que al principio no veas esos cambios florecer.

Que no los veas no significa que no estén ahí, recuérdalo.

¿Me permites un consejo?

A pesar de que te esté vendiendo la moto con esto del kaizen, no quiero que lo bases en una lección vital que no pueda faltar en tu vida.

Lo que quiero hacerte ver es que hay diferentes formas de conseguir lo que uno quiere sin tener que recurrir a lo que todos hacen.

Yo no practico la filosofía kaizen, yo soy kaizen, soy la esencia de todo lo que hago.

Conozco este método, lo llevo a la práctica, pero no me centro solo en esto.

Siempre ha formado parte de mi vida, solo que no me había dado cuenta hasta que no me habían mostrado lo qué significaba.

Por eso lo traigo y lo comparto hoy contigo, para que tengas esa especie de despertar y pienses: “joder, yo también he practicado esto sin darme cuenta”.

Empieza a aplicar el kaizen en tu vida cotidiana

Comienza preguntándote esto: ¿qué pequeño hábito es el adecuado para empezar a mejorar mi vida?

O dicho de otro modo, plantéate cuál debe ser el primer paso para empezar a mejorar en algo concreto.

Por ejemplo…

-Quieres empezar a hacer ejercicio

P: ¿qué puedo hacer para empezar a ponerme en forma?

R: comienza realizando un par de sentadillas cada día. Suma más ejercicios o repeticiones cada vez. Poco a poco empezarás a realizar rutinas más exigentes.

-Quieres empezar a escribir un libro

P: ¿qué puedo hacer para empezar a escribir?

R: escribir 100 palabras cada día en vez de 3000 de golpe. Poco a poco ir escribiendo más y más, (10, 20 palabras) hasta que sin darte cuenta ya lo hayas terminado.

Lo importante aquí es que te marques objetivos realistas, que hoy sea mejor que ayer y mañana mejor que hoy.

Si quieres empezar corriendo 10 kilómetros diarios te aseguro que en una semana te habrás cansado al no ver los resultados esperados.

Recuerda ir a tu propio ritmo, llegar cada día un poco más lejos sin ningún tipo de presión que te pueda hacer fallar o procrastinar.


¿Conocía el tema de hoy o lo has puesto en práctica alguna vez?

¿Tienes alguna sugerencia para mejorar el artículo?

¡Dímelo en los comentarios! 🙂

Ah, y esto es un secreto entre tú y yo, pero recuerda que puedes unirte a la comunidad Sensitiva junto con 152 personas maravillosas.

Y qué leche, también te regalo este eBook por visitar el blog, que no se diga.

Peace.

2 Comments

  1. Yolesmi Rodríguez says

    Me. Parece un excelente metodo.asi hago a diario avanzando poco a poco en mis metas sin poner presion ni sofocos en mi y me esta resultando a la perfeccion .y ahora encuentro este metodo que exponen aqui.recién lo leo,me voy por las filosofias budistas.me ayudan y mucho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s