Estilo de vida
Comments 4

Enciende el interruptor

cambio de vida

“Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único” – Agatha Christie.

Voy a ser directo, como siempre, que es lo que me gusta.

Buscas la respuesta fuera, cuando está dentro de ti.

Tú tienes la llave, enciende el interruptor.

Te empeñas en mirar solo el mundo material.

Piensas que la única realidad que existe es la que está ahí fuera, cuando en verdad todo lo que necesitas lo tienes delante de tus narices.

No en el coche que conduces o el trabajo que tienes.

La respuesta a tus preguntas siempre se ha encontrado dentro de ti.

“No hay más ciego que el que no quiere ver”, he escuchado por ahí.

Y parte de razón tiene…

Crees que todo lo que te sucede es porque alguien o algo de tu alrededor ha sido el causante.

Te pregunto, ¿estás seguro?

Mirar lo que no nos pertenece

Te centras en lo que tienen otros, sus riquezas, sus posesiones.

Pero la estás cagando.

No quieras lo que tengan otros, no persigas los sueños que los demás han alcanzado.

No te olvides de encender el interruptor.

Simplemente, mira dentro de ti en este instante, ahora.

No descubrirás mayor tesoro que el que guardas en tu interior.

Un tesoro único e irremplazable.

No necesitas más en realidad, pero el problema es que no te has parado a mirar.

Y no tienes la culpa.

El problema es que nadie te ha recordado o señalado lo que ya sabías pero tenías olvidado.

Por eso yo hoy quería recordártelo.

Recordarte que tienes la llave maestra, capaz de encender cualquier interruptor.

Utiliza esa llave sin miedo, soluciona lo que te de vértigo.

Joder, a qué esperas… Vive, aprovecha este valioso regalo.

Hazlo ya, desnúdate interiormente, conócete sin miedos, juicios o críticas.

Deshazte de palabras como ego, yo o Ser.

Solo te confundirán y de monumento no son importantes.

En un futuro quizás…

Porque ninguna palabras es necesaria, pero son útiles para guiarte en ciertas ocasiones.

Como estás palabras que lees.

En serio, no pienses con la mente, ahora mismo no es la opción.

Déjate llevar y descubre las respuestas por ti mismo.

Lo externo

No las busques fuera, ahí no están.

No se encuentran en mi blog, ni en cualquier libro de autoayuda.

Tampoco en un guía espiritual.

Pero puede ser de utilidad, no digo que no venga bien de vez en cuando.

No te bases en ello, nadie tiene las respuestas que necesitas.

Así que te aconsejo que no sigas este consejo, pero te lo dejo caer.

Mira dentro de lo más profundo de ti, no te tapes los ojos con una venda.

Atrévete a observar.

No seas ese ciego que no desea ver.

Simplemente sé.

Tú.

aaron-burden-189321

¿Cómo puedo mirar en mi interior?

Fácil.

No lo busques, no lo desees, no quieras convertirlo en una meta o finalidad.

Simplemente llega.

Llega cuando has “dormido” tu ego, cuando no estás expuesto a nada más que tus emociones.

Fluye en silencio, sin llegar a meditar.

Empezarás a comprender y a conocer, a saber que ha estado todo el rato ahí.

¿Podré solucionar todos mis problemas?

Tú decides qué y cómo.

Tú decides, de hecho, todo.

No se trata de querer abarcar lo máximo posible, se trata de responder aquello que te importa de verdad, nada más.

No intentes buscar la respuesta a preguntas del tipo: “¿hay vida más allá de la muerte?” o “¿existe algún Dios?”

Para empezar, quizá sí tengan respuesta.

Pero te frustrarás al no encontrarlas porque es algo que no has experimentado o conocido de verdad.

Para saber si hay vida más allá de la muerte tienes que saber que es la muerte.

Crees es saber lo que es porque lo has visto o lo has leído, pero en realidad no sabes nada acerca de ella.

De momento sabes que hay vida y también algo que sucede cuando tu cuerpo deja de funcionar.

Y si hay un Dios desde luego no está aquí ahora.

Es posible que tú seas Dios, tu propia experiencia.

Como se haya creado el mundo (y todo lo que existe) no puede explicar la existencia de ningún Dios.

No digo que no existe algo similar a lo que definimos como Dios, ¿pero qué es en realidad un Dios?

Desde luego no lo que nos cuenta algunos libros o nos dicen en ciertas películas.

Así que no es que no puedas responder a todas las preguntas posibles, es que quizá no sean relevantes para ti.

De hecho, esas son preguntas que todo el mundo se hace, no las que te haces a ti mismo.

No pueden ayudarte seguramente.

Hora de usar la llave

Utilízala cuanto antes.

Descúbrete.

Descubre lo maravilloso que eres en este momento.

En todos tus momentos.

Será como toparse con un mundo nuevo que siempre ha estado ahí, esperando a ser encontrado.

Que no te asuste su aspecto, que no te asuste lo que puedas encontrar.

Adéntrate, camina, tropieza, levántate, sigue caminando, encuentra.

Encuentra todo lo que te ayudará en tu vida, sea para bien o para mal.

Nadie dijo que todo tuviese que ser cien por cien positivo.

A veces tocará ver las cosas menos buenas, pero es necesario, digan lo que digan.

Enciende el interruptor, no pararé de insistir.

Verás que hay cosas que no deberían estar y otras que sí.

Elige, razona, emociónate, siente.

Hagas lo que hagas, será tu decisión, será tu camino, será tu vida.

Desde aquí sé que lo lograrás…

Porque es un sendero que no tiene fin, yo al menos no lo he encontrado aún.

Así que prueba a pulsar el botón.

Hazme caso…

O no.


Puedes suscribirte al blog por email.

También puedes seguir mis escritos en Facebook y Twitter.

 

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s