Bienestar
Comments 12

Ama lo que eres, abraza quien eres

ama lo que eres

“Atreverse a establecer límites se trata de tener el valor de amarnos a nosotros mismos, incluso cuando corremos el riesgo de decepcionar a otros” – Brené Brown.

Tememos ser rechazados por ser diferentes.

Y qué gran putada.

Tener que obviar nuestros sentimientos o nuestra forma de ser por aparentar algo que no encaja con nosotros.

Quizá seas nuevo en la ciudad y quieras hacer algún amigo.

Pasan los días y no has conseguido conectar con nadie, pero llega un grupo de personas que te invitan a tomar cerveza y a salir de fiesta.

Todo correcto hasta que te das cuenta de que les interesas por algo en concreto.

Tu dinero, tal vez.

Tu coche, tal vez.

El caso es que no te queda otra que sonreír y asentir, intentar encajar, intentar no cagarla esta vez.

Y no te das cuenta de ello realmente hasta que necesitas a esas personas en momentos difíciles, y no están.

Ni estarán.

Porque no son auténticos contigo, no son honestos, no son nada.

Y te acostumbras a tener cuidado con la gente, a no destacar demasiado para que no te miren raro, a hacer lo que sea necesario con tal de encajar con el resto de personas.

Te conviertes en un buscador.

¿De qué?

De la aprobación.

Buscas constantemente el valor de su aprobación, de gustar a toda costa sin importar nada más que eso.

Intentas ir a contracorriente con la vida, gastas demasiada energía en complacer a otros y ni siquiera estás dedicando tiempo a ti mismo.

Con tal de evitar enfados o conflictos, guardas para ti emociones que deberían estar ahí fuera, luchando contra todo pronóstico.

¿Sabes?

No es malo endulzar la vida con tu presencia.

No es malo callar en momentos donde las palabras no juegan el papel principal de la historia.

Lo que es malo es que te tomen el pelo.

Que abusen de tu confianza, de tu paz, de tu tranquilidad.

Esa es tu zona de confort.

Esa donde tu voz es suave y no compite contra los gritos.

Esa donde la vida parece ser armoniosa y brillante.

Esa donde no hay tormentas que inunden la vida de los demás.

Una zona de confort emocional en la que no participas, en la que no juegas, en la que no te atreves y no eres valiente.

O tal vez sí, eres lo más valiente que ha parido este jodido mundo.

¿Por qué no luchas por ti, entonces?

¿Por qué no te das una oportunidad de expresarte, de no tener miedo a lo que puedan pensar de ti?

Tienes un gran don, el de saber escuchar y hablar lo necesario.

Pero a veces es como que no estás, cuando deberías estarlo.

Y te compro algo que a mí también me define.

Te compro que intentes buscar el lado bueno de las cosas, que evites ciertos conflictos que pueden ser agotadores, que adores el silencio en un viento lleno de millones de palabras.

Coge mi dinero y listo.

Pero devuélvemelo si piensas que te estás limitando.

guillaume-bolduc-246404

Que eres muy buena persona, que mantienes (en gran medida) tu vida de forma privada, pero que estás dejando de lado tu verdadera esencia.

Esa que te dice que hagas algo pero que luego no eres capaz por miedo, por no ser agradable o correcto.

Eres una persona fantástica, no lo niego.

Pero hay personas fantásticas por el mundo que no son agradables las 24h del día.

Son personas decididas, con carácter e integridad.

Personas que viven de acuerdo a sus valores, entre ellos la amabilidad y la compasión.

Pero eso no es lo mismo que ser agradable.

Ser bondadoso o compasivo tiene ciertos valores, ciertos límites.

Intentar ser agradable con alguien que no te está haciendo bien, que solo sabe hacerte daño o mina tu moral no se merece la mejor de tus sonrisas.

Una de esas que te hacen lucir de forma extraordinaria.

¿De verdad merece eso a cambio de joderte la existencia?

Piénsalo, pero yo creo que no.

Creo que vales mucho más que eso.

Creo que debes jugar tus cartas sin ases bajo la manga, sin barajas trucadas.

Debes jugar desde la autenticidad, la honestidad y tu propia visión de vida.

Admiro a las personas fuertes, seguras, sencillas, honradas, conocedoras de sus propios límites, firmes ante su propia verdad, despreocupadas por la aprobación o validez de los demás.

Personas que están contentas porque saben quiénes son, que visten con su propia piel, que se mueven en este mundo como leones, siempre desde el respeto, la compasión y la bondad.

Personas que no están programadas para complacer, que están dispuestas a dejarse ver tal y como son en realidad.

Deja de pensar o suponer que eres ese alguien y empieza a ser alguien.

Alguien auténtico.

Alguien que confíe en el amor, que abrace lo sencillo.

Alguien que no use toda su energía en complacer a toda costa a los demás.

Vivir preocupados y pendientes de no decepcionar a alguien no es el camino.

No te permites respirar, surcar los cielos ni conectar con la vida.

Recuerda permanecer fiel a tus valores, con respeto y buena comunicación.

Ábrete a otras posibilidades, pero que no te hagan caer, que no te hagan retroceder.

Ser auténticos hoy en día es toda una historia de aventuras y fantasía.

Aprender a caminar por el sendero de la incomodidad es difícil porque trae consigo malas caras, despecho o palabras que parecen balas.

¿Ser agradables o auténticos?


*¿Has visitado mi página de Facebook? ¿Y Twitter @venturasens? ¿E Instagram @ventsens?

*Si te gustan este tipo de entradas puedes encontrar diversas reflexiones (más profundas) en el eBook 100 pensamientos para la transformación. Disponible en diversos países y formatos (Kindle, PDF).

12 Comments

  1. Y es que quisiera darte un super like, pero wordpress no tiene esa opción, ¡y es que me ha encantado absolutamente este artículo!, ojala todos fuésemos capaces de aceptar nuestra propia libertad y vivir a nuestra manera, dejar atrás las máscaras y comenzar a ser auténticos.
    Porque al final de cuentas, vivir en función o para la aprobación de otros nunca podrá acarrearnos vidas felices.
    ¡Gracias por tu artículo Javier!, que invita a las personas a ser autenticas y por ende, a ser felices!

    Me gusta

  2. creo que a base de ostias (no fícas por supuesto), o se aprende o se muere…
    Si realmente aprendes, te das cuenta que la amistad verdadera es limitada!! que muchos te defraudaran a lo largo del camino!!… entonces, para, piena, y di PERO QUE COÑO!! DATE MEDIA VUELTA, y CONSTRUYE TU PROPIO CAMINO!!! sin pensar en el que dirán…
    saludos

    Me gusta

  3. Para ser auténtico y sencillo, una de las cosas por las que hay que empezar es por dejar de dar tanta importancia a lo que hay fuera y mirarnos hacia dentro. Ver qué tenemos, qué nos falta, quiénes somos y quiénes nos gustaría ser. Y empezar a ir hacia ello.

    Gracias por tu reflexión Javi, ¡muy feliz finde!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s