Estilo de vida
Comments 4

Elige al más canalla

sal con un valiente

“Aprendí que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que conquista ese miedo” – Nelson Mandela.

Si tienes que elegir, elige al más canalla.

No al que se porta mal contigo, al que es despreciable o malvado.

Yo he descubierto que existe otra definición para los canallas.

Y esos son los que se van a comer el mundo, los que van a cambiar algo este penoso futuro.

Te diré el porqué.

Te diré la razón por la que has de elegir a un canalla.

Va con todo, pase lo que pase

Cuando te da por saltar, cuando te da por hacer locuras que sabes que saldrán bien, o al menos que saldrán, un canalla salta contigo, hace locuras contigo.

No se lo piensa dos veces, no necesita permiso ni aprobación de nadie.

Va con todo, pase lo que pase.

No se olvida de lo que vales, ni de lo que puede significar esa acción para ti.

No se olvida de protegerte y hacer cualquier cosa por ti.

Lo mejor de todo es que no ve excusas por ninguna parte, no encuentra el miedo, y si lo hace, intenta apartarle.

Intenta entender ese miedo y mandarle bien lejos, a lo más profundo del océano si puede ser.

Ser valiente no significa ocultar ese miedo.

Significa mostrarlo y conquistarlo.

Encuentra el modo de vencer, aunque también puede fallar.

Y lo mejor está ahí: cuando falla, no tira la toalla.

Sabe que todavía puede aguantar más asaltos, que no está todo dicho.

Menudo canalla…

No es un héroe, es alguien que ama

Un canalla hace lo que hace porque lo siente de verdad, porque quiere hacerlo y sabe que puede hacerlo.

No es un héroe, es alguien que ama.

Que ama de verdad.

Porque sabe que el amor es la llave que abre todas las puertas.

Sabe que el amor no conoce de polos opuestos, no conoce de yin y yang, no conoce de ahora sí pero mañana tal vez.

El amor hacia el mundo, el amor hacia las personas… es único, no puede definirse para una sola cosa.

Y gracias a ese amor puede hacer cosas increíbles.

Parece que no sabe adónde va, que es un alma inquieta y no sabe ser responsable.

Al contrario.

A pesar de todas las locuras que pueda hacer tiene la cabeza, el corazón y los pies en el suelo.

Se empeña en construir su propio destino, aunque tiene en cuenta que hay cosas que están ahí por alguna razón.

Loco soñador…

“No es el tamaño del perro en la lucha, es el tamaño de la lucha en el perro” – Mark Twain.

stephen-leonardi-369718

Toma riesgos y sonríe ante la experiencia

Cuando no sepas qué hacer, cuando estés contras las cuerdas, cuando quieras correr y dejar todo atrás, ese canalla te frenará.

Porque te dará su mano llena de fuerzas, su corazón lleno de reflexiones y su cabeza inundada de “malas” ideas.

Toma riesgos y sonríe ante la experiencia, vive la vida de forma creativa.

Vive la vida de manera que nadie más pueda entenderla, salvo tú.

No es una persona que se conforme, no es una persona que te haga dudar y no avanzar.

Esos no son auténticos canallas.

Un canalla es valiente e inconformista.

Y quizás eso signifique ser valiente, no quedarse atrapado en la burbuja, no quedarse parado viendo la vida pasar.

Prefiere mirarte a los ojos, escucharte y no hablar desde la distancia

Un canalla te dice las cosas como son.

Te lo dice a la cara, te lo dice a menos de 30 centímetros.

Prefiere mirarte a los ojos, escucharte y no hablar desde la distancia.

Alguien que no es canalla, alguien que detesta la valentía es incapaz de hacerlo así.

No muestra amor, o se lo muestra a otros por quedar bien, por generar más cantidad en vez de calidad.

Que mal.

Que mal que no haya más canallas en el mundo que sean capaces de mirarte tan fuerte que te hagan temblar.

Temblar de emoción, de amor, de coraje, de sensatez, de todo.

Miradas que desprenden un calor tan fuerte en invierno que te hacen creer que estás en verano, disfrutando de la playa y algunos tintos.

¿Sabes?

El futuro no es para los que piensan cómo será, sino para los que se ponen en marcha.

Para los que saben que la imperfección es necesaria, que la pasión mueve planetas enteros y los sueños son una herramienta más que poder utilizar.

Huele a libertad

Te ayuda a sanar, te ayuda a encontrar los pedazos que soltaste después de la tormenta.

Repara los desastres, o al menos lo intenta.

Lo intenta de verdad, no te ofrece falsas esperanzas.

Te acompaña.

Huele a libertad.

No le importa adentrarse en los lugares más dolorosos, oscuros e inaccesibles.

Ve brillar los problemas, porque él también los sufre.

No es alguien perfecto, no es alguien que haga todo siempre bien.

Cuenta con muchas cicatrices, esas que apenas se ven, esas que van dentro de la piel.

Así que intenta encontrar la oportunidad, la magia de ser libre a su manera.

Te elige a ti.

Elige que esto sea de dos.


Puedes seguirme en Facebook y Twitter si te apetece leer más cosas como estas.

O puede echarle un vistazo a mi ebook “100 pensamientos para la transformación” 🙂

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s