Últimas Entradas

mejorar productividad

Cómo ser más productivo sin gastar tiempo en otras tareas usando el método Eisenhower

“Los planes son inútiles, pero la planificación lo es todo” – Dwight D. Eisenhower.

¿A ti también te sucede que quieres ser más productivo pero no lo consigues?

Es normal que veas gente que acaba mil tareas en apenas unas horas, vamos que viven una vida muy productiva.

A lo mejor piensas que esto es cosas de auténticos superhéroes, eso de mantener una alta productividad durante días, semanas o incluso meses, pero quiero compartir contigo un secreto: ¡déjate de historias!

Hoy te cuento cuál es el método que utilizo yo para intentar llevar a cabo todo lo que podría hacer durante el día (trabajar en proyectos, estudiar, escribir en el blog, mantener redes sociales…).

La caja de Eisenhower para ser más productivo

¿Sabes quién es Dwight David Eisenhower?

Espero que sí, porque no me apetece nada soltarte el tostón de Historia…

Pero de forma (muy) resumida, fue presidente de los Estados Unidos entre 1953 y 1961, contribuyó a la creación de la NASA y el lanzamiento del Internet (DARPA).

Sin embargo, hoy quiero explicarte cómo hacía para gestionar mejor su tiempo y realización de tareas.

Su productividad ha sido objeto de muchos estudios, y ha sido recogida en lo que hoy se conoce como La caja de Eisenhower.

Como soy así de curioso y me gusta experimentar, en cuanto supe de esta estrategia quise ponerla en práctica desde el mismo día y, “voilà”, hoy te cuento el resultado.

¿De qué trata este plan?

Es una herramienta que te ayudará a tomar las decisiones más sencillas de forma directa, dependiendo del grado de importancia.

Según este método, existen 4 posibilidades que puedes tener en cuenta a la hora de priorizar tus tareas:

  1. Urgente e importante, tienes que hacerlo ahora.
  2. Urgente pero no importante, que podría hacerlo otra persona por ti.
  3. Importante pero no urgente, puedes hacerlo más tarde.
  4. Ni urgente ni importante, puedes eliminar dichas tareas.

Posibilidad 1: Urgente e importante

Requieren un esfuerzo inmediato y sirven para cumplir nuestros objetivos marcados.

Por ejemplo, atender una oferta de trabajo o llevar a algún familiar de urgencias.

Normalmente podrás reducir estas acciones centrándote en el punto 3.

Posibilidad 2: Urgente pero no importante

Requieren también un esfuerzo inmediato, pero no sirven para cumplir la finalidad.

Por ejemplo, contestar una llamada telefónica o escribir un mensaje de texto.

Estás pautas no son realmente malas, pero un exceso podría perjudicar tu productividad.

Posibilidad 3: Importante pero no urgente

No hay que hacerlo ahora mismo, pero ayuda a lograr metas personales y profesionales.

Por ejemplo, meditar o pasar tiempo con la gente que te quiere.

Esta posibilidad es la que puede proporcionar mayor felicidad, satisfacción y éxito.

Pero puede verse truncado si no sabes qué es lo verdaderamente importante para ti.

Posibilidad 4: Ni urgente ni importante

Creo que aquí tienes suficientemente claro que existen algunas acciones que no aporta nada a tu vida.

Vamos, que para lo único que sirven es para distraerte.

Por ejemplo, navegar por Internet porque sí o salir de compras (recuerda que no es lo mismo comprar experiencias que objetos materiales).

olu-eletu-32387

Práctica personal

Normalmente suelo ponerlo en práctica de este modo:

Urgente e importante

-Escribir un artículo.

-Estudiar para una prueba primordial.

Urgente pero no importante

-Ponerme en contacto con otros profesionales.

-Escribir correos para proponer proyectos.

-Contestar comentarios o correos.

Importante pero no urgente

-Hacer ejercicio.

-Pensar nuevas ideas para el blog.

-Hablar o quedar con la gente que amo.

-Leer libros que tengo pendientes.

Ni urgente ni importante

-Ver la TV.

-Mantener y crear contenido en redes sociales.

-Contestar comentarios o correos negativos.

-Mirar el móvil.

La diferencia entre urgente e importante

Para mí lo necesario tiene que ver con el ahora, con nuestro foco para reaccionar a cosas que creemos vitales.

Lo fundamental es aquello que sirve como complemento para progresar con nuestra causa o propósito, que no nos genera sensación de inmediatez.

Es muy complejo distinguir entre estos dos términos y muchas veces confundimos urgente con importante.

En el primer caso nos ponemos algo más nerviosos y genera mucha preocupación porque necesitamos terminarlo cuanto antes.

El segundo caso, creemos que algo trasciende cuando somos más responsables y mantenemos la calma, sabiendo que servirá a largo plazo y no nos corre ninguna prisa.

Céntrate en las tareas que importan

Al final esto es lo más difícil de todo, porque vivimos en una era en la que filtrar información es algo complicado, con tantas noticias, redes sociales, etcétera.

Demasiado ruido y poco silencio

Lo que te propongo aquí es que utilices esta misma semana La caja de Eisenhower para mejorar tantos aspectos de tu vida como puedas.

Cuando vayas a realizar una tarea pregúntate si es verdaderamente importante o simplemente urgente.

Por eso soy más partidario de centrar parte de mi tiempo trabajando en tareas no urgentes pero sí importantes.

¿Por qué? Porque siento una gran sensación de calma y control en mi vida al saber que no tengo que generar estrés y ansiedad por querer hacer las cosas en un determinado momento.

A veces puede ser inevitable, pero tenemos la suficiente libertad como para decidir y conocernos a nosotros mismos.


El método Eisenhower no es de las mejores estrategias que conozco o he leído, pero sirve muy bien para incrementar el poder de nuestras decisiones y llevar estas por buen camino.

Esto significa que nuestra productividad aumentará y con ello nuestra calidad de vida.

Es muy difícil eliminar las preocupaciones mentales, y eso es un gasto de energía que tienes que eliminar si quieres empezar a darle valor a tus tareas.

¿Te animas a probarlo? ¡Cuéntamelo en los comentarios! 🙂

Quiero aprovechar para comentarte que con motivo del Día de San Jorge (23 de abril), entre ayer y hoy podrás encontrar mi libro “100 pensamientos para la transformación” por un precio de 0,99€ si lo adquieres vía PayPal o tarjeta de crédito a través de la paralela de pago seguro.
vencer miedos inseguridades

Supera tus miedos e inseguridades en 2 pasos

“El que teme sufrir ya sufre el temor” – Proverbio chino.

Hoy me gustaría hablarte de algo que lleva acompañándome (y lo seguirá haciendo) toda mi vida: el miedo.

Y es que desde que me levanto por la mañana hasta que me acuesto por la noche, siento que tengo/he tenido miedo.

Salir ahí fuera pudiendo estar calentito en mi cama me asusta. Y mucho.

Saber que aunque vivamos en sociedad, esto es una jungla donde la competencia existe, el egoísmo, el todos contra todos…

No es fácil tomar la decisión de afrontar todo lo que nos espera ahí fuera, a veces bueno, a veces malo.

Y por eso tenemos miedo, por el segundo caso.

Porque cuando todo va bien, el miedo desaparece (o al menos eso creemos).

Pero cuando sucede al revés, cuando al tomar una decisión todo va cuesta abajo, empezamos a sentir miedo, a cortar de raíz toda nuestra esencia y forma de ser.

Las acciones cotidianas y el temor

Acciones tan simples como ir a trabajar, comenzar un proyecto, estudiar para un examen o ir al gimnasio, puede producirnos miedo e inseguridad.

Tener pavor al despido, tener pánico a que el proyecto no salga bien, a que estudiar no sirva para nada el día de mañana o a que ir al gimnasio no produzca los resultados esperados en nuestra físico.

Al final, es como una especie de mecanismo de defensa que nos impide hacer las cosas que de verdad estamos interesados en realizar, porque las vemos difíciles o muy alejadas de la realidad.

¿Y a qué solemos tener miedo?

  1. Al fracaso/éxito
  2. A no tener dinero
  3. A no encontrar una pareja
  4. A ser rechazado por otros
  5. A no encontrar trabajo
  6. A no ser útil, no servir para nada
  7. A salir de la zona de confort

Estoy seguro que de esta breve lista, has sentido o sientes alguno de estos miedos.

Yo mismo tengo miedo a estar escribiendo en este blog, porque no quiero imaginar lo que pensarán muchos de mí por intentar sacar la mejor versión de cada uno o cambiar la forma de pensar y ver las cosas.

Tan solo quiero inspirar al cambio, tan solo quiero escribir para ayudarme a mi, y por qué no, a otros también.

Así que, a pesar de que no me quiero adelantar a lo que te voy a contar luego, acepto ese miedo, veo que es algo exagerado que puede que solo esté pasando en mi imaginación, y me pongo a ello.

Me pongo a disfrutar de esta pasión que plasmo en cada linea que escribo.

El tiempo vuela cuando estoy haciendo lo que más me gusta, y entonces me doy cuenta de que esa desconfianza a intentado frenarme, pero a pesar de ello me he impuesto y he conseguido vencer.

2 pasos para vencer el miedo

Lo que te quiero explicar ahora son unos sencillos pasos que a mí me han ayudado mucho en el proceso de cambio, y por lo tanto, a seguir progresando en mi vida dejando el miedo atrás, aunque no separándome de él.

aziz-acharki-224107

1. Acepta y entiende

Tienes que saber que ese miedo está ahí por algo, y no puedes girar la cabeza mirando a otro lado.

No puedes apartarlo de repente, o dejarlo ahí sin hacer nada, porque volverá, y con más fuerza.

Y entonces será peor porque no has hecho nada por aceptarlo y entenderlo…

El miedo es una emoción que está (y estará) muy presente en tu vida, y cuanto antes comprendas esto, mejor que mejor.

Cuando ves a personas con una gran confianza, no es porque no tengan miedo, es porque saben gestionarlo bien y han superado ese proceso interno de cambio hacia una vida más plena y sencilla.

O lo mismo es porque están muy mal de cabeza y no les importa absolutamente nada, que oye, puede ser 😀

2. Decídete YA

Aunque creas que el miedo es tu enemigo, puede que resulte al revés, puede que te ayude a tomar las mejores decisiones de tu vida (o no).

Porque tomar decisiones a pesar de tener miedo, es un camino muy alternativo que pocos se atreven a recorrer.

Y de los mayores temores han salido las mejores ideas.

Sé valiente y mójate, hazlo con cabeza, pero mójate.

Y si no lo haces que no sea por miedo, que sea por otra razón con mayor peso, que no sea una excusa más en la que esconderte.

¿Nunca has escuchado eso del camino del héroe? Yo estoy recorriendo mi propio camino Jedi 😉

Todo se puede resumir en dar el primer paso.

Ese paso que tendrás que cultivar y manejar bien, un paso que puede marcar muchas diferencias en tu vida.

Ejemplo real para superar el miedo

Voy a intentar que empieces a aplicar hoy mismo lo que acabo de escribir.

Lo primero que tienes que hacer es pensar en aquello que te da verdadero terror.

¿Empezar un negocio? ¿Pedirle salir a alguien? ¿Hablar en público? ¿Ir a una entrevista de trabajo?

Cualquier cosa que te produzca esa emoción, o alguna excusa y cierta pereza.

Acepta que tienes miedo, entiende por qué y toma acción.

Sé capaz de tomar la decisión de actuar ahora, cualquier paso que des será importante, porque será el primero.

Da igual que sea pequeño, da ese paso sí crees que realmente te conducirá al lugar que te corresponde.

La valentía no es que brille mucho en estos días, pero es esencial comprender que ser valiente no es ser alocado, hay que estar seguro en todo momento de lo que uno hace (no confundir valiente con kamikaze).

Dime, ¿a qué tienes miedo?


Pues aquí concluye el post de hoy.

Me gustaría agradecerte el tiempo que has dedicado a leerlo, no es fácil comprender el porqué tenemos miedo y qué podemos hacer para superarlo.

También dar las gracias en general a todos los que me leéis cada día y me enviáis mensajes tanto por Facebook como por correo electrónico, me ayudáis muchísimo a seguir escribiendo aquí.

Sí, hoy estoy especialmente agradecido, pero es que cultivar la gratitud cada día es…

M-A-R-A-V-I-LL-O-S-O 🙂

Paz, Amor, Libertad.

superar la pereza

3 trucos para superar la pereza

“No existe pasión más poderosa que la pasión de la pereza” – Samuel Beckett.

Se acaba la Semana Santa y, para muchos, las vacaciones.

El otro día hablamos sobre cómo estar motivado en el trabajo, y no sé me ocurre mejor continuación que un post en el que hable sobre:

  • Qué es la pereza
  • Qué consecuencias puede tener en nuestro día a día
  • Cómo gestionarla y “acabar” con ella

¿Por qué tengo pereza para todo?

Normalmente esto suele suceder porque lo que tenemos que hacer parece una especie de obligación, algo negativo que nos impide ser quién queremos ser.

Por ejemplo, la pereza para estudiar se debe a que la asignatura en sí no atraiga en absoluto al estudiante, o no le encuentre sentido a la materia.

Por otro lado, la pereza para hacer deporte puede deberse a que no uno no está acostumbrado, o no ve los resultados que le gustaría encontrar.

Y créeme que esto es un lastre, porque cada vez que nos planteamos realizar algo importante aparece este jodido enemigo y nos fastidia la existencia.

Lo peor de todo es que muchas veces sabes que esa desidia aparece en forma de dudas (¿por qué hago esto?), en forma de excusas (no me va a servir de nada…) o en forma de tiempo (lo dejo para mañana).

Al final la desmotivación nos impide avanzar, progresar…

Esto puede suponer un problema a la hora de querer conseguir ciertas cosas y, por lo tanto, desencadenar en frustración, depresión, apatía, etcétera.

La pereza y sus consecuencias

Más que consecuencias, hablemos de la gran consecuencia.

Y es que estoy seguro de que tú tienes una finalidad en esta vida.

Estoy seguro de que no estamos aquí únicamente para trabajar y conseguir dinero con el cual acabar jubilándose sin poder apenas gastarlo.

Y por eso esta desgana, este no hacer nada por cambiar todo lo malo a tu alrededor, no solo te afecta a ti, sino también a las personas que puedan encontrarse a tu alrededor.

Porque no serás tú mismo, no podrás ofrecerle a los demás tu verdadera esencia, tu verdadera razón de vivir…

No podrás inspirar, no podrás ayudar, no podrás ser feliz ni hacer felices a los demás con tu presencia, con tu don.

¿Cómo vencer la pereza?

Vamos a empezar con lo que de verdad te interesa, que creo que ya estabas cerrando la página en tu navegador 😦

1. Date cuenta de lo que pasa

Voy a intentar explicar este punto con un ejemplo personal.

Cuando tengo que estudiar o trabajar en algún proyecto que requiera mucho tiempo y esfuerzo, enseguida pienso en dejarlo para otro momento o en ponerme a hacer algo más ameno, como quedar con alguien, leer un libro o ver una película.

Pero en realidad sé que ese trabajo lo tengo que hacer sí o sí, y no sirve de nada posponerlo.

Entender que si termino el trabajo podré recibir algún tipo de compensación, ya sea en forma de dinero o gratitud.

Entender que si estudio varios días antes del examen podré aprobar y terminar mis estudios de la mejor forma posible.

En cambio, de nada ayuda no hacer algo que sabes que de algún modo u otro terminará siendo beneficioso en tu vida.

photo-nic-co-uk-nic-224385

2. Enfócate en tu auténtico pensamiento

Esto significa que cuando algo sea laborioso, no pienses en eso.

Piensa en tu objetivo.

Si tienes que ir a trabajar hoy, no estés pensando en que son muchas horas o que podrías estar haciendo algo más divertido como salir de fiesta con tus amigos.

Porque al final el desánimo te vencerá, y las hora se harán mucho más largas y costosas.

Simplemente, céntrate en ir a trabajar, hacerlo de la mejor forma posible y que cuando acabes podrás hacer lo que desees.

3. ¡Pasa a la acción!

Parar los pensamientos negativos de forma repentina.

Cuando empiezan a aparecer esos pensamientos de pereza, lo que hago es dar una palmada fuerte y decir: “¡vamos allá!”

Me automotivo yo solo, y aunque sea absurdo, realmente funciona.

Pero lo bueno es que esto se va practicando poco a poco, y al final es como un entrenamiento más.

A mí que me gusta el deporte lo veo como un síntoma más de superación personal, el decir “aquí estoy yo, hoy es un día completamente distinto y voy a hacerlo lo mejor posible, venga lo que venga”.

¿Decepcionado?

Si has venido aquí para descubrir un método revolucionario y mágico que te ayude a vencer la pereza, lo siento, pero ya te estás largando 🙂

Nadie te puede vender una poción mágica ni para esto ni para nada más en esta vida.

Porque todo lo que hagamos requiere la constancia y dedicación de uno mismo, no de cosas externas aparentemente bonitas y fáciles de conseguir.

Así que venga, empieza desde hoy mismo (o en el momento en el que te encuentres totalmente vago) recordando los siguientes pasos:

  1. Sé consciente de lo que te sucede
  2. Busca tu método para enfocarte en lo que de verdad importa
  3. No lo pospongas, dale una bofetada a la realidad

La pereza y el miedo a…

A fallar.

Sí, el miedo a fallar, el miedo a que no guste a los demás, el miedo a saber que no va a funcionar y estás perdiendo el tiempo.

La pereza muchas veces se nutre de ese miedo al cambio.

Ser valiente es el paso final.

Ser valiente te hará replantearte tu estilo de vida y empezar a disfrutar más de ese proceso de transformación al que te sometes cada día, ya sea con tus pensamientos, con tu forma de vestir, con tu forma de relacionarte…

Trabajemos juntos en ello

Para acabar este post, quiero proponerte lo siguiente:

  • Piensa en qué te da pereza hacer hoy (a mí estudiar).
  • Piensa en hacer el vago, en hacer algo que te gustaría en este momento (yo querría estar leyendo algún cómic).
  • ¡Córtalo de raíz pegando algún grito o dando una palmada! Ponte a hacerlo ya mismo, desata todo el poder de la automotivación.

¡Un fuerte abrazo!


Gracias por haber leído el post de hoy.

Te recuerdo que puedes suscribirte por correo electrónico para estar al día con este blog o conectar conmigo a través de mi página de Facebook, donde somos más de 22 000 personas que nos atrevemos con el proceso de cambio.

Nos leemos.

Amor, Paz.

como motivado trabajo

La mejor forma de estar motivado en el trabajo

“Soy gran creyente en la suerte, y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo” – Stephen Leacock.

¿Qué cómo mantener la motivación en el trabajo?

Posiblemente estés en alguno de estos dos grupos:

  1. Te gusta tu trabajo, pero te estresa y pierdes tiempo en otras tareas.
  2. No te gusta tu trabajo, pero piensas que no hay nada mejor y que ya pasará.

Pues en el post de hoy voy a centrarme en el primer caso, porque sobre el segundo pienso darte una solución bien sencilla de entender…

Ese trabajo no es para ti 😉

En serio, ya hemos hablado alguna vez que otra sobre nuestras creencias limitantes, y a pesar de que sabes que no estás siendo feliz con lo que haces, no actúas, y por lo tanto no avanzas en tu estado de bienestar y sosiego.

Además, ya habrás leído muchas frases de motivación para el trabajo o conoces a personas que ofrecen técnicas de motivación personal (como Luis Galindo), pero lo que hace falta realmente es que pases directo a la acción.

Satisfacción en el trabajo

Conozco personalmente a personas que no son felices en su trabajo y aún así no hacen nada por cambiarlo.

Las empresas tampoco ayudan, y eso que saben que es importante para que el negocio salga a flote.

Conocen teorías de la motivación laboral pero no las aplican en sus empleados.

Y es que esto no solo afecta al rendimiento, sino al bienestar emocional y a la satisfacción personal.

Porque lo mismo tu vida en general empieza a caer por un vacío del que difícilmente puedas escapar.

¿Esperas con ansias el fin de semana y te desesperan los lunes?

Cariño, tenemos que hablar.

¿Cuál es la mejor forma de seguir motivado en el trabajo?

Para estar animado en la tarea debes aplicar el VASCO (Ver, Ayudar, Superar, Cumplir, Observar).

No, no debes llevar al vecino de Guipúzcoa a que te haga el trabajo, déjame explicarte 🙂

1. VER lo que hemos conseguido

Saber que lo que haces lo haces por un motivo que es útil para ti y para alguien más.

Tener en mente un resultado final, y disfrutar del proceso es esencial para que el rendimiento sea siempre óptimo.

Hacerlo con sentido, con significado, saborear los frutos de nuestro trabajo es una buena forma de estar motivado al cien por cien.

2. AYUDAR a los demás con tu trabajo

Deja de centrarte en el dinero como el objetivo principal, cuida tu relación con el dinero y empieza a disfrutar de otras opciones cuando estés trabajando.

No hay nada mejor que saber que lo que estás haciendo puede ser útil a alguien más, que merece la pena seguir esforzándote por lo que te apasiona, que la gratitud es lo mejor que uno puede recibir.

El amor es la mejor forma de entregar, y creo que hacer las cosas para beneficiar a otros es uno de los actos más bonito del ser humano.

3. SUPERAR las dificultades

Muchas personas se rinden a las primeras de cambio.

No entienden que el cerebro puede ser como un músculo más, que cuanto más se entrena y se aparta de la zona de confort, mucho mejor.

Así que lo mismo cuanto más difícil nos resulte un proyecto, al final de este podremos sentir una satisfacción que es casi imposible explicar con palabras.

Valorar nuestro propio trabajo implica conocernos a nosotros mismos, un proceso vital para seguir creciendo interiormente.

eddy-klaus-33079

4. CUMPLIR lo que prometemos

Cuando prometes algo, asegúrate de que eres capaz de cumplirlo.

Lo mismo pasa con el trabajo, asegúrate que cumples aquello que promete o fijas como meta.

Cuando sabes que tu cometido puede ayudar a alguien, céntrate en seguir las reglas del juego, céntrate en hacer todo lo posible porque esa persona se sienta un poquito más feliz con lo que tú le has ofrecido.

Por eso es importante fijarse en la misión, decidir hacerlo y terminarlo de la mejor forma posible.

5. OBSERVAR lo que vamos a conseguir

Sé que muchas veces soy muy pesado con el tema de vivir el presente y centrarse mucho en él, pero también es importante no descuidar el pasado ni el futuro.

Por eso mismo imagínate logrando tu meta, lo que quieres conseguir y lo que quieres que llegue a ti por ello.

Ser positivo, crear imágenes que generen emociones positivas de todo esto puede ayudarte a estar más concentrado (mejorando así tu productividad) y poder acabar tu finalidad.

Lista con 14 consejos extra para ser el mejor en lo que haces

No sé si lograrás ser el mejor en lo que haces, pero estoy convencido de que aplicando alguna de estas reglas podrás conseguir que tu trabajo te resulte más sencillo y llevadero.

  1. Piensa que eres capaz, porque lo eres.
  2. Haz lo que a ti te gustaría ver.
  3. Disfruta y sonríe (esto es jodidamente esencial).
  4. Distribuye bien el tiempo, no la pifies liándote con otras cosas que poco tienen que ver.
  5. Ten un propósito, aunque poco o nada tenga que ver con tu trabajo.
  6. Sé auténtico, no intentes caer bien a toda la población de este planeta.
  7. Haz lo que te guste, similar al punto número cinco.
  8. No te obsesiones solo con trabajar, hazme caso.
  9. No te olvides de la gente que te quiere y aprecia, dedícales tiempo.
  10. Ni se te ocurra quejarte por lo que estás haciendo.
  11. No juzgues el trabajo ajeno, barre en tu propia casa.
  12. No te compares con nadie, no intentes alcanzar el mismo éxito que otros tienen.
  13. Cumple con tu CEME (cuerpo, espíritu, mente y emociones).
  14. Sé el mejor… contigo mismo.

¿Realmente amas lo que haces?

Porque créeme que esto es interesante de cara a estar motivados en el trabajo.

Pero como tampoco quiero seguir aburriéndote con mis palabras, simplemente decirte que el trabajo no debe ser lo primordial en tu vida.

¿Necesario? Tal vez.

Pero hay cosas que perdemos por estar centrados en pagar las facturas, y el tiempo es lo único que todavía no podemos recuperar (sí, creo en las máquinas del tiempo cual friki que soy).

Así que recuerda que lo más importante eres tú, lo que amas, lo que te llena, lo que tiene un significado especial para ti.

Nabadda.

lobo wall street

¿Qué relación debes tener con el dinero? 15 bloggers te ayudan a entenderlo

No sé a ti, pero el tema del dinero me trae muchos quebraderos de cabeza.

Sobre todo cuando doy opiniones totalmente distintas en mis círculos de amistades, por ejemplo.

Al final la mayoría me responden con frases del tipo:

  • “Sin dinero no puedes vivir”.
  • “El dinero es vital en nuestro día a día”.
  • “No concibo una vida sin poder comprar todo aquello que me gusta”.

Aunque también sé de gente que afirma que no le importa lo más mínimo el dinero, siendo curioso como al final trabajan duramente para conseguirlo.

Yo no he aprendido de la noche a la mañana que el dinero puede ser una herramienta más para mejorar otros aspectos de nuestra vida como puede ser la salud o las relaciones de pareja.

Aunque sinceramente, no veo totalmente claro que sea imprescindible.

Pienso que puede haber otros medios para curar temas como los que acabo de mencionar, o por ejemplo vivir con cierta libertad o emprender tu propio negocio.

¿En serio todo lo qué nos rodea al final tiene que ver con el dinero?

La verdad es que yo he nacido en un entorno en el que el dinero ni ha sobrado ni ha faltado, y desde siempre me han llamado la atención esas personas que tienen unos lujos del copón.

Mis preguntas siempre se basaban en “¿qué narices han hecho para tener tanto?”

Luego dejé de relacionar felicidad y posesiones, y me centré en la gente que podía permitirse vivir una vida llena de experiencias.

¿Sabes cuál era de nuevo mi pregunta? 😉

Como creo que voy a escribir más preguntas que respuestas, he conseguido reunir a gente que me ha expresado su opinión acerca de este tema, y creo que podrán ayudarte mucho más que un servidor.

Además, quiero compartir contigo estos 3 recursos relacionados que podrían ayudarte en este proceso de autoconocimiento:

  1. El código del dinero
  2. Un Curso de Milagros
  3. Empezar una vida minimalista

15 consejos para mejorar tu relación con el dinero de 15 bloggers inconformistas

1. Cristian – Cristian Perelló

sobre-cristian-perello

Tenemos incrustados en la cabeza, lo sepamos o no, miles de mensajes negativos sobre el dinero.

Pero el dinero no es un enemigo. El dinero no es malo. Los ricos, solo por ser ricos, no son supervillanos.

¡La realidad es que el dinero es solo una herramienta! Como un martillo o un destornillador, por ejemplo.

Un martillo no es malo ni un enemigo. Solo depende de quién lo maneja, como cualquier otra herramienta.

Si cambias tus creencias sobre el dinero, tus ingresos no aumentarán inmediatamente como por arte de magia. Pero si no las cambias, tus ingresos no aumentarán nunca.

2. Álvaro – Autorrealizarte

Alvaro 200x200

Creo que la relación que deberíamos con el dinero es la que deberíamos de tener con cualquier otra cosa o persona.

Me explico. Si hacia el dinero expresamos con nuestras palabras y pensamientos animadversión o rechazo, estaremos alejando el dinero de nuestra vida.

Si por el contrario lo apreciamos (que es distinto a ambicionarlo) y agradecemos las oportunidades que nos ofrecen de disfrutar de una mejor vida, sin duda nuestra experiencia será satisfactoria y es más que probable que la abundancia económica fluya hacia nuestra vida.

3. Victor – Surfea Tu Vida

quien-es-victor-lloret

Cuando salí de la Universidad, lo único en lo que pensaba era en tener un trabajo donde cobrara mucha pasta (imagino que como todo el mundo).

A lo largo de los años, con ese pensamiento, fui saltando de empresa en empresa haciendo trabajos similares cada vez mejor pagados.

El problema: que ese tipo de curros de programación web para bancos, grandes aseguradores y demás, no me gustaban nada, pero los asumía para ir cobrando bien a final de mes.

Con el tiempo me di cuenta de que no era feliz. Tenía un buen sueldo pero eso no me llenaba y además no me veía haciendo lo mismo mucho tiempo más.

Empecé a valorar más otros temas en los que antes ni pensaba como la libertad, el dominar mi tiempo, el hacer cosas que significaran algo y poco a poco me fui alejando del pensamiento que tenía.

Al final rompí con todo (o con casi todo), busqué un trabajo más agradecido, en una empresa más pequeña, con más motivaciones, haciendo cosas más creativas, con más libertad, flexibilidad y cobrando mucho menos dinero.

La sorpresa fue que durante un año y pico fui más feliz que antes y, aunque me seguía faltando algo que llegó cuando decidí emprender por mi cuenta, ese momento fue un punto de inflexión para entender cómo debía entender mi vida y qué cosas debía priorizar para ser feliz.

Ahora valoro muchas cosas por delante del dinero y, aunque hace falta dinero para vivir, el dinero se puede conseguir de muchas maneras que te hagan ser feliz y no amargarte la vida para conseguirlo.

4. Jesús – Libres Viajeros

sobre-mi

El dinero no es más que un sistema de intercambio de valor.

Es decir, si tú tienes un problema en concreto, el dinero te da la capacidad de poder encontrar a alguien que te lo solucione, al igual que tú lo harías con los demás (salud, comida, alojamiento,etc.)

Una cosa que debemos tener clara es que es un bien abundante.

Tu única forma de conseguir dinero no es quitándoselo a los demás (esto solo te traerá perjuicios).

Debemos fomentar las relaciones win-win.

Si tú creas un curso de cocina y acabo comprándolo, los dos ganamos (tú recibes el valor que crees oportuno y yo los conocimientos que has aprendido durante toda tu vida).

5. María – María Mikhailova Coach

maria_mikhailova_sobre_mi

El dinero no es más que energía y sirve para intercambiar tu tiempo o conocimiento por servicios o bienes de otros que necesitas para cubrir tus necesidades tanto materiales como espirituales.

Para mí es esencial tener una relación sana con el dinero, dejar de verlo como algo sucio o tabú y empezar a verlo como algo necesario para que la sociedad prospere.

De hecho el dinero puede ser visto como algo espiritual, lo cual es muy chocante para muchas personas.

Si el dinero lo ganas de forma honesta, si con ese dinero inviertes en mejorar y crecer y ayudas al mundo a estar mejor, ¿hay algo más espiritual que esto?

6. Alberto – ABCoach

foto-alberto-3

El dinero no es bueno ni es malo, pero te puede ayudar a alcanzar objetivos muchos más rápido, es un apalancamiento en toda regla.

Creo que la mayoría de las personas no tienen una buena relación con él y desde mi punto de vista el problema reside en el Mindset.

Para mí es mucho más inteligente trabajar en tener una mentalidad de abundancia y así como consecuencia obtener riqueza y prosperidad.

Esta mente te hará relacionarte con ideas que traen dinero y tomarás acciones que crearán riqueza.

Sé que suena muy a topicazo pero la verdadera riqueza empieza en la mente.

7. Ubay – Viaje a la Esencia

sobremc3adii

El dinero debe ser un medio, no un fin.

Un medio para obtener libertad y tranquilidad que surge indirectamente de una actividad que nos haga sentir realizados y que beneficie a nuestra comunidad.

Opino que la sociedad debería cambiar sus criterios de remuneración.

Cada uno debería recibir de forma personal e intrasferible lo que se derive de su actividad según el grado en que ésta beneficia a los demás y a nuestro entorno.

Quisiera que los millonarios del futuro fueran profesores, médicos o ecologistas, y no brokers de bolsa, empresas contaminantes, vendedores de armas o políticos corruptos.

8. Ana – Be Fullness

sobreana

El dinero no es bueno ni malo, todo depende de la relación que tenemos con el dinero.

¿Qué es para nosotros? ¿Que simboliza?

Muchas veces tenemos creencias limitantes acerca del dinero, lo que nos hace comportarnos de cierta manera: “nunca tendré dinero”, “mis finanzas siempre van mal”, “todos mis proyectos quiebran”…

Esos pensamientos lo único que consiguen es que no atraigamos fortuna, porque nuestra mente sabe que en cuanto tengamos dinero, todo irá mal.

Si realmente quieres ser próspero y tener dinero, tienes que ser consciente de los pensamientos y creencias que tienes acerca de él.

¡Sólo así podrás realizar cambios eficaces!

9. Jesús Matos – En Equilibrio Mental

a9a2079_res_res_web

En general, considero el dinero un medio para un fin.

Los estudios han demostrado en multitud de ocasiones que los ingresos de una persona no determinan su bienestar.

La clave para ello es llevar una rutina que fomente las emociones positivas.

No obstante, hay diferentes formas de gastar el dinero que te pueden proporcionar mayor satisfacción.

En general, la adquisición de bienes materiales supone un pequeño incremento del bienestar.

Pero es a corto plazo, en seguida nos acostumbramos a nuestra nueva adquisición y el nivel de bienestar vuelve al punto de origen.

En cambio, si invertimos nuestro dinero en experiencias o en aprendizaje, el proceso de habituación es mucho menor.

Al hacerlo de este modo, con cada nueva experiencia o conocimiento, nos estaremos cambiando a nosotros mismos.

Y esta evolución no tiene precio.

Mi recomendación es que inviertas tu dinero en experiencias y en aprender. No te arrepentirás.

10. Juan – Aprendizajeyvida

mi-ego-y-yo-06

Cuando pensamos que es más rico quien tiene más dinero nos equivocamos de pleno.

La verdadera riqueza solo tiene que ver con la actitud, los valores y las creencias que albergamos en nuestro interior, y es ahí dónde debemos buscarla si queremos alcanzar una vida más satisfactoria.

El dinero no es bueno ni malo en sí mismo, más bien es neutro.

Somos nosotros quienes le asignamos un determinado papel en función de lo que pensamos acerca de su valor.

Igual que pasa cuando nos emborrachamos, donde el alcohol potencia los rasgos de nuestro carácter, con el dinero ocurre lo mismo, y a medida que aumente nuestra riqueza monetaria se incrementarán de la misma forma nuestras cualidades o defectos.

Quién es mezquino se hará más mezquino, y quien es generoso también lo será más.

Pero tengamos siempre presente que el vacío interior que podamos sentir nunca podrá ser llenado con dinero, porque como ya decía el psicólogo Erich From: “si con todo lo que tienes no eres feliz, con todo lo que te falta tampoco lo serás”.

11. Agustín – Agustín Grau

10517108_1445775492354950_4725503410036088875_o

NO deberíamos usar el dinero con mentalidad de escasez (voy a acumular todo el que pueda antes de que se agote), compulsión (voy a acumular sin parar) o avaricia (voy a acumular todo el que pueda, porque prefiero llevármelo yo antes que se lo lleve otro).

La mentalidad ante el dinero debería ser de aceptación simple y llana de lo que es: una herramienta, un instrumento que nos permite conseguir cosas que nos hacen la vida más feliz.

El dinero en sí no tiene ninguna utilidad: es papel o metal. Su razón de ser es el de constituir un medio que nos puede hacer la vida más agradable al disponer en ella de las cosas que nos agradan.

12. Edu – Ruta Kaizen

p1070380

Primero hay que conocer el origen del dinero y porqué es la herramienta de intercambio de valor más usada.

¿Para qué? Para ser más conscientes de cómo funciona el mundo.

Aunque quizá el sistema económico es insostenible a largo plazo, la idea de ir contra el sistema es contraproducente.

De hecho, tú y todos formamos parte del sistema y la sociedad.

El dinero es una herramienta neutra creada por el ser humano con la que se pueden hacer maravillas (curar enfermedades), o atrocidades (fabricar una bomba atómica).

Por tanto, la idea es ponerle conciencia a cómo ganas y usas el dinero.

13. Marina – Psicosupervivencia

63935_753560581348102_6602571486379528446_n

Creo que cada uno puede tener con el dinero la relación que vea conveniente, pero pienso que la que menos quebraderos de cabeza da es ver el dinero como una forma de solucionar problemas.

Hay una cantidad abrumadora de problemas en tu vida que podrían mejorar o desaparecer simplemente gastando dinero en ellos.

¿Dónde está el límite?

Cuando el gasto genera más problemas de los que soluciona: si gastar te endeuda, te vuelve perezoso, pone en riesgo tu futuro o contamina el planeta, entonces estás aliviando la situación a corto plazo, pero empeorándola a largo plazo.

Así que si desarrollas tu capacidad de darte cuenta de las consecuencias de tus actos, podrás relacionarte de una forma más sana, tanto con el dinero como con el resto de tu vida.

14. Miriam – Psicorumbo

img_20151116_154154-1-180x300Entender el dinero como una energía que ni se crea ni se destruye solo se traspasa, se distribuye y que depende en gran parte de nuestra mentalidad ha sido algo que me ha costado mucho asumir y que en cierta parte todavía me cuesta.

Me contaron que dinero se conseguía con trabajo duro, con muchas horas de mi tiempo y consiguiendo un trabajo bien pagado.

Nadie me dijo que existía una forma de crear dinero a la vez que repartía bienestar por el mundo por eso estuve durante mucho tiempo pensando que era una utopía.

Aún me sorprendo a veces pensando que el éxito de mi blog no va a durar para siempre, pero la verdad que deja de preocuparme cuando recuerdo que hay millones de formas de reinventarse.

Creo que la calve está en entender e integrar dentro de nosotros que el dinero que el dinero no es algo malo y que cobrar por nuestro servicios es simplemente un intercambio de valor así como que no necesitamos trabajar muchas por horas por un mísero salario sino crear una estrategia y una mentalidad de abundancia.

15. Carlos – Superación Personal Minimalista

perfil-gravatarSinceramente no soy nadie para decirle a alguien como debería ser tu relación con el dinero, esto es un asunto que tiene que decidir cada uno.

Es como recomendarle a alguien como debe comportarse con su pareja.

Sin embargo reconozco que la relación con el dinero es muy importante a la hora de convertirse en blogger y emprender nuestro propio negocio, por ejemplo.

Esta relación esta estaba basada en nuestras creencias y paradigmas.

Tanto al cobrar nuestros servicios como al hacer nuestras compras juegan un rol importantísimo nuestras emociones, considerando que siempre van a estar ahí.

La clave es gestionar nuestras emociones y preguntarnos, ¿qué relación quiero con el dinero?


¡Madre mía!

Ha sido una lectura intensa y productiva, ¿eh?

Lo mejor de todo es que puedes poner en práctica estas ideas desde hoy mismo.

A mí me ha encantado, me ha despejado un poquito más la mente y estoy convencido de que en un futuro podré volver a echar mano a estas ideas cada vez que lo necesite.

¿Qué te ha parecido el tema? ¿Tienes una relación sana con el dinero o, por el contrario, estás súper peleado con él?

Deja tu opinión en los comentarios y comparte si te ha emocionado tanto como a mí 😀

PD: ¿quieres seguir al día el blog? Pues suscríbete por correo electrónico para no perderte nada. Es sencillo y encima gratis, ¿qué más quieres? No vengas con el chiste fácil…
seguro viaje

Conversaciones sencillas #6. La ilusión de los hombres por cambiar

¡Hoy tenemos una nueva conversación sencilla! 🙂

La última que presenté fue la de Ubay Serra, así que ponte al día con las entrevistas si aún no lo has hecho.

En esta traigo a Francisco Fortuño, creador de las webs El Síndrome de la Mochila y Hombres Evolucionantes, dos proyectos muy bonitos e interesantes de seguir.

¡Vamos allá! 😉

1 – Cuéntanos sobre ti, Francisco

Soy Francisco Fortuño y soy un evolucionante, eso significa que lo más importante en mi vida es crecer como hombre y como persona.

Me dedico a trabajar con hombres como coach y mentor, comparto mi propio camino de desarrollo personal como profesor de yoga, practicante de Tantra y nómada digital.

Paso la mitad del año compartiendo aprendizajes y experiencias en Koh Phagan Tailandia y el resto del tiempo organizando talleres, círculos de hombres y retiros por todo el mundo.

2 – ¿Cómo está siendo tu viaje con “El Sindrome de la Mochila”?

El síndrome de la mochila ha sido mi viaje de crecimiento personal.

Me ayudó a renunciar a una vida que parecía perfecta pero que no me gustaba.

Decidí darme una oportunidad y probar a vivir la vida que siempre había soñado y en el camino me di cuenta de que sí era posible.

ESDLM ha sido mi plataforma para compartir el cambio, para abrirme y empezar a sacar al mundo lo que llevaba dentro, ha sido un desafío grande mostrar lo que había dentro de mi, superar creencias limitantes y empezar a ver que podía a aportar valor a otras personas.

3 – ¿Y qué hay de “Hombres Evolucionantes”, tu nuevo proyecto?

Por fin encontré mi propósito de vida, durante los últimos años he trabajado mucho con hombres pero me daba miedo comprometerme realmente con eso.

Después de facilitar círculos en 3 continente, de trabajar con cientos de hombres y de organizar muchos eventos para ellos y hacer mucho coaching personal, ya me sentí listo para este nuevo desafío.

Hombres Evolucionantes es una comunidad de hombres que comparten la ilusión por cambiar, que tienen la voluntad de crear una nueva visión de los hombres y que quieren entregar su mejor versión al mundo para vivir vidas con más Libertad, Amor y Propósito.

4 – Tu mejor viaje ha sido a…

Esta es una pregunta difícil, he viajado mucho pero te diré cual fue el que más cambió.

En 2010 pasé 2 meses en Benin, Africa del Oeste y ese viaje fue para mi un antes y un después en mi vida.

Todos los viajes te cambian un poco pero ese me cambió mucho.

Hay una frase de una canción de Ismael Serrano que me encanta que dice: “aquellos viajes que trajeron a otros vistiendo nuestros cuerpos”.

Después de ver la alegría que tenían los africanos sin tener casi nada de posesiones materiales me di cuenta de que en el primer mundo estábamos haciendo algo mal.

En aquel viaje tu la posibilidad de visitar pueblos remotos, conocer a niños que nunca habían visto a un blanco y ver la vida tradicional en aldeas con casas de barro.

Nunca olvidaré las bienvenidas que daban a los trabajadores del proyecto con el que viajaba, cantando canciones, con sonrisas infinitas y agradeciendo a cada momento nuestra llegada.

No tenía casi nada y parecían mucho más felices que las personas estresadas que veía en las ciudades europeas.

Otros viajes importantes para mi fueron: Hawai fue mi primer viaje en solitario e India dónde conocí el yoga y empecé a interesarme por la vida espiritual.

5 – Qué es lo que hace especiales a los hombres

Cuando me encuentro con otros hombres evolucionantes me siento inspirado por compartir, desafiado a ser mejor.

Generar un espacio seguro entre hombres basado en la confianza y el apoyo mutuo es muy beneficioso para cualquier hombre.

Estar en contacto con tu propia esencia, hacer las paces con tu masculino interno, sentir esa fuerza que nos da la dirección, la voluntad, la integridad y otros valores masculinos para mi es una forma de crecer y convertirme en mejor hombre y mejor persona.

nepal

6 – ¿Cómo conseguir un cambio en nuestras vidas?

Para mi lo más importante es pasar a la acción, nos pasamos la vida intentado prepararnos para el cambio, estudiando esto y aquello si sentirnos nunca preparados.

Lo importante es tener un objetivo y dar pequeños pasos hacia él.

Salir de la zona de confort y hacer cosas cada día que nos ayuden a mejorar.

Ahora veo que lo que hacía 2 años atrás casi me da vergüenza pero creo que esa es la clave, eso quiere decir que sigo creciendo, que voy por el buen camino.

En la naturaleza todo está creciendo o muriendo así que elige dónde quieres estar tú.

7 – Por qué tenemos miedo a ciertas cosas y cómo combatirlo

El miedo es buenísimo, nos ayuda a no hacer tonterías, nos ha mantenido con vida como especie.

Sin embargo, lo malo del miedo es que te paralice, que no te permita hacer lo que quieres hacer realmente.

Al miedo hay que mirarle a la cara, respirar profundo y darle las gracias por avisar de que nos encontramos ante un desafío y luego hacerlo igualmente.

El miedo nunca se va, pero si se puede aprender a convivir con él y hasta a usarlo en nuestro beneficio.

8 – ¿Crees que todos tenemos un propósito en la vida?

Yo estoy convencido de que sí. ¿Si no para que íbamos a venir a este mundo? Seguro que todo esto no se ha montado para que uno se pase la vida trabajando en algo que no le gusta y pagando facturas.

Especialmente la gente que hemos nacido en este momento de la historia y sobre todo en el primer mundo.

Hay tantas opciones de vida diferentes, hay tantas cosas bonitas que se pueden hacer, tanta abundancia.

Todo empieza por conocerse a uno mismo, dedicarse tiempo, explorar cosas nuevas, leer, aprender y después cuando encuentres lo que de verdad te apasiona dedicarle toda tu fuerza.

Al final si le dedicas mucho tiempo a algo que te gusta mucho acabarás siendo muy bueno y después se trata de buscar una manera de poner eso al servicio de los demás y aportar valor.

9 – Tú último día en la Tierra, ¿qué harías? ¿Algo similar a tu día a día?

La verdad que desde hace un par de años cada día hago un porcentaje muy grande de cosas que me apasionan y que las haría sin importar lo demás.

Yo creo que en ese último día me gustaría levantarme junto a una mujer amada, hacer el amor durante horas.

Luego haría una practica de yoga, comería con mi familia, me despediría de amigos y organizaría un círculo de hombres para hablar sobre la muerte.

Y antes de partir daría las gracias por haber vivido una vida tan maravillosa.


Puedes seguir a Francisco en facebook (@hombresevolucionantes) e instagram (@ffranciscoach).